•   ATENAS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno griego, la Unión Europea (UE) y el FMI llegaron a un acuerdo hoy sobre el plan de ayuda financiera a Grecia, que estipula como contrapartida medidas de austeridad, objeto este 1 de mayo de violentas manifestaciones en Atenas y Tesalónica.

El primer ministro griego, Giorgos Papandreou, anunciará mañana a primera hora, en consejo de ministros, los detalles del acuerdo logrado con la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la entrega de esta ayuda financiera, obtenida a cambio de duras medidas de austeridad de Grecia. Papandreou abrirá esta reunión las 06H30 GMT con un discurso emitido en directo por televisión, según fuentes gubernamentales.

El ministro de Finanzas, Giorgos Papaconstantinou, presentará a continuación las grandes líneas de las medidas adicionales de austeridad que el país se compromete a adoptar a cambio de esta financiación, añadió la fuente. Papaconstantinou dará a conocer, en una rueda de prensa a las 08H30 GMT, los detalles del plan, antes de viajar a Bruselas, donde debe participar en la tarde en una reunión del Eurogrupo consagrada a la ayuda a Grecia.

Las negociaciones, iniciadas en Atenas el 21 de abril por representantes de la Comisión Europea, del Banco Central Europeo (BCE) y del FMI, se prolongaron hasta hoy en el ministerio de Economía. La troika internacional y Grecia acordaron "un texto común que presenta de forma detallada las medidas y modalidades de la ayuda", según una de estas fuentes.

Como contrapartida, dicho plan exige del gobierno griego nuevas medidas de economía draconianas, denunciadas anticipadamente por los sindicatos que quisieron hacer del 1 de mayo un ensayo antes de una huelga general el 5 de mayo en el sector público y privado.

Violencia marca el Día de los Trabajadores
Varios incidentes estallaron entre jóvenes y fuerzas antimotines al margen de los desfiles en Atenas, así como en Tesalónica, la gran ciudad del norte de Grecia, donde unas 20.000 personas en total se manifestaron, según la policía. "Ningún sacrificio, la plutocracia debe pagar por la crisis", proclamaba una banderola del frente sindical comunista, que desplegó a varios miles de militantes, bajo banderas y globos rojos, en la plaza Sintagma, en el corazón de la capital.

En Tesalónica, las fuerzas de seguridad dispararon gases lacrimógenos contra grupos de manifestantes que destruyeron cajeros automáticos y vitrinas de comercios.

En Atenas, manifestantes y policías se enfrentaron brevemente después de la disolución de las dos manifestaciones que congregaron 15.000 personas. Las manifestaciones terminaron sin mayores incidentes.

Ante la gravedad de la crisis y la amenaza de un contagio a otros países débiles de la zona euro, y a un riesgo de cese de pagos por parte de Grecia, el presidente francés y la canciller alemana Angela Merkel reafirmaron el sábado su determinación común a "actuar rápidamente" para aplicar el plan de apoyo financiero a Atenas.

El plan de ayuda a Grecia será de 100.000 a 120.000 millones de euros (130.000 a 160.000 millones de dólares), declaró el sábado en París la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, al salir de una reunión de trabajo con el presidente francés Nicolas Sarkozy. "El FMI y la Comisión Europea hablaron de una horquilla de entre 100.000 y 120.000 millones de euros. El plan se situará probablemente en esta horquilla", declaró Lagarde, y precisó que abarcará tres años.

El primer año se desbloquearán 45.000 millones de euros, entre ellos 30.000 millones de préstamos bilaterales de los países de la zona euro y 15.000 millones del FMI.

Una vez validada por los ministros la activación del plan de ayuda debe ser autorizada por los jefes de Estado y de gobierno de la eurozona, probablemente durante una cumbre el 7 o el 8 de mayo.