•   NUEVA YORK  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Irán criticó hoy a los países dotados de armas nucleares, especialmente a Estados Unidos, y los acusó de amenazar al mundo, en tanto la secretaria de Estado Hillary Clinton afirmó que quien viole el Tratado de No Proliferación (TNP) pagará "un alto precio", en un encuentro de la ONU sobre el tema.

Los eventuales violadores del tratado de no proliferación nuclear firmado en 1970 pagarán un "alto precio", afirmó la secretaria de Estado estadounidense. "Los potenciales violadores deben saber que pagarán un precio alto por romper las reglas", sostuvo Clinton a delegados asistentes al encuentro sobre el TNP, firmado en 1970 por 189 países.

"Previsible" discurso de Ahmadinejad
Por su parte, el presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, demandó que un órgano independiente establezca un calendario preciso para eliminar todas las armas nucleares y exigió la suspensión de Estados Unidos de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), que supervisa y reglamenta las actividades nucleares en el mundo. "¿Cómo puede Estados Unidos integrar la junta de gobernadores cuando utilizó armas atómicas contra Japón?", preguntó el presidente iraní en un fuerte discurso de 35 minutos, en el que también acusó a Estados Unidos de usar armas con uranio empobrecido durante su invasión a Irak.

En el marco de una reforma del TNP, el líder iraní reclamó crear "un grupo internacional independiente" que "debería fijar un plazo para la eliminación total de las armas nucleares, con un calendario preciso". Simultáneamente, Estados Unidos reveló hoy que su arsenal estaba compuesto por 5.113 cabezas nucleares a fines de setiembre de 2009. "Aumentar la transparencia en materia de arsenales es importante en nombre de los esfuerzos de no proliferación", señaló un informe del Pentágono, que no daba la cifra desde 1961.

La intervención de Ahmadinejad en el anfiteatro de la Asamblea General de la ONU estuvo marcada por una larga crítica a los países con armas nucleares, a los que acusó de "amenazar" de posesión de armas a estados que no las tienen. Esto provocó la salida de muchas delegaciones. Representantes de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Finlandia y Marruecos, en particular, se retiraron de la sala durante su discurso.

La Casa Blanca afirmó que el discurso de Ahmadinejad fue "previsible" y consistió en una sucesión de "ataques furiosos" que revelan el aislamiento internacional de Irán.

Ban Ki-moon exhorta a eliminar armas nucleares
En la apertura del encuentro, el secretario general de ONU, Ban Ki-moon, exhortó a los estados con armas nucleares a eliminarlas. "Exhorto a los estados con armas nucleares a reafirmar sin ambajes su determinación a eliminarlas. De lo contrario sería un paso atrás", sostuvo ante delegados de unos 150 países.

A su vez, convocó a los estados no firmantes del TNP, que entró en vigor en 1970, a que se adhieran "lo más pronto posible". "Esperamos su firma, se necesitan medidas para la garantía y la seguridad de los arsenales y de la tecnología en esos países", declaró Ban. "Los materiales nucleares no deben caer en manos de actores no estatales o terroristas", agregó.

La conferencia, que busca revitalizar el TNP y avanzar en materia de desarme nuclear y fortalecer la seguridad de los programas nucleares, se efectúa en momentos en que el Consejo de Seguridad de ONU discute un nuevo proyecto con sanciones contra Irán. Ban instó a Irán a que cumpla las resoluciones del consejo de seguridad, que exige que suspenda el enriquecimiento de uranio y que coopere con la AIEA para ratificar la naturaleza pacífica de su programa nuclear.

El titular de la AIEA Yukiya Amano, afirmó que su agencia no fue capaz de determinar que todas las acciones nucleares iraníes fuesen pacíficas. Varios países occidentales acusan a Irán de buscar en secreto la bomba atómica. El gobierno iraní rechaza las acusaciones, y asegura que su programa tiene fines civiles.