•   ATENAS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los sindicatos griegos iniciaron hoy su pugna contra las medidas de austeridad impuestas por el gobierno con paros y manifestaciones de funcionarios públicos, en vísperas de una huelga general que el miércoles debería paralizar el país.

Miles de personas se manifestaron en el centro de Atenas, convocadas por varios sindicatos en contra del plan de austeridad anunciado por el gobierno a cambio de una ayuda de 110.000 millones de euros de la UE y el FMI. Menos de mil manifestantes del PAME, el frente sindical del Partido Comunista, se trasladaron al Parlamento, detrás de una gran banderola: "No daremos un céntimo para la crisis".

Centenares de profesores de la educación privada también se hicieron presentes en el Parlamento para depositar una lista de reivindicaciones.

"Pueblos de Europa, alzaos"
Unos 200 militantes comunistas ocuparon la Acrópolis de Atenas y desplegaron una banderola llamando a la movilización. "Pueblos de Europa, alzaos", decía en griego y en inglés la banderola colgada en el flanco frente a la entrada principal del monumento. "Queremos enviar un mensaje a toda Grecia y a toda Europa", precisó un miembro del grupo, el diputado comunista Nikos Papaconstantinou, en declaraciones a la radio Flash. "Medidas que eliminan los logros sociales son adoptadas en toda Europa, pero la cólera popular terminará con las organizaciones imperialistas", agregó el diputado.

Los militantes ingresaron a la Acrópolis, uno de los monumentos más visitados del mundo, gritando consignas y enarbolando banderas rojas. Luego de permanecer varias horas en el lugar, sin impedir la visita de los numerosos turistas, abandonaron el lugar a media mañana.

La toma de la Acrópolis se produjo en el primer día de un paro de 48 horas en la función pública y en vísperas de una huelga general convocada por las dos grandes centrales sindicales del sector privado y público contra el nuevo plan de austeridad. Las medidas, de un rigor inédito, prevén en particular la supresión de los aguinaldos de los funcionarios públicos y de todos los jubilados, compensada con primas para los ingresos más bajos. La huelga de los funcionarios perturbó la actividad en los ministerios y las municipalidades, mientras que los hospitales funcionaban con personal de emergencia.

Paciencia "está llegando al límite"
Hoy se observaban las primeras perturbaciones en el tráfico aéreo interior y para mañana se prevé la suspensión de todos los vuelos internacionales debido a la huelga de los controladores aéreos.

Ante estos movimientos, el vicecanciller y ministro de Finanzas austriaco, Josef Proell, afirmó que Europa está perdiendo la paciencia con Grecia. "Cuando vemos los movimientos de protesta en Grecia, nuestra paciencia, la mía y la del resto de Europa, está llegando casi al límite", sentenció.

El ministro alemán de Finanzas Wolfgang Schäuble advirtió que Grecia se exponía a la quiebra si no cumplía sus compromisos, recordando que la transferencia de la ayuda estará condicionada a "estrictos controles". "Si hay fallos" en el programa de austeridad "se suspenderán los giros de las ayudas. Y la bancarrota amenazaría de nuevo a Atenas", declaró Schäuble.