Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Las autoridades hondureñas iniciaron ayer viernes intensos operativos, en los que participarán militares, para hacer frente a la delincuencia y decomisar armas no inscritas en los registros oficiales.

“En casi todos los 18 departamentos del país ya comenzaron las operaciones, únicamente estábamos aquí (en Tegucigalpa) para, en forma simbólica, dar inicio a la operación”, anunció el ministro de Seguridad, Jorge Rodas, al lanzar el operativo bautizado con el nombre “Cinco Estrellas”.

“Nosotros vamos en ayuda y apoyo de la ciudadanía, con el valioso apoyo de las Fuerzas Armadas”, subrayó el funcionario.

El coronel Bartolomé Fúnez, a cargo del comando de las Fuerzas Armadas involucrado en el despliegue, manifestó que “a solicitud del Presidente de la República nosotros siempre apoyamos a la Policía”.

Raúl Valladares, Secretario Privado del presidente Manuel Zelaya, dijo que los policías y militares “cuentan con instrucciones para instalar retenes, (...), patrullajes e instalación de puntos de control para enfrentar la criminalidad que generan la delincuencia organizada, el delito común y la actividad de grupos de pandillas”.

Añadió que los registros se harán “con la intención de evitar aquellos delitos que causan mayor impacto en la sociedad, como robos, homicidios, robo de vehículos, asaltos a residencias o empresas, secuestros y control de ‘maras’ y pandillas, entre otros”.

Rodas manifestó que las operaciones en que participarán la Policía (integrada por unos 10,500 hombres) y efectivos del Ejército, Fuerza Aérea y Naval (unos 10,000), se mantendrán durante las 24 horas en toda la República “el tiempo que sea necesario”.