•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos acusó por primera vez hoy al movimiento talibán de Pakistán de estar detrás del fallido atentado con coche bomba en Nueva York de la semana pasada. "Hemos ampliado evidencia que muestra que los talibanes de Pakistán estuvieron detrás del ataque", señaló hoy el secretario de Justicia, Eric Holder, en una entrevista en el programa "This Week" ("Esta Semana") del canal ABC.

"Sabemos que lo facilitaron. Sabemos que probablemente colaboraron en el financiamiento y que él trabajaba bajo su dirección", declaró en alusión a Faisal Shahzad, el principal sospechoso del fallido atentado en la famosa Times Square.

Shahzad, de 30 años e hijo de un oficial de la Fuerza Aérea de Pakistán, fue detenido el lunes en un avión que se disponía a despegar hacia Dubai, por supuestamente haber dejado un vehículo cargado de explosivos en Times Square el 1 de mayo.

Urge ofensiva militar contra los extremistas islámicos
Estados Unidos respondió intensificando la presión sobre Pakistán, urgiéndolo a tomar duras medidas contra los extremistas islámicos que encuentran refugios para operar en las zonas tribales que están a lo largo de la accidentada frontera entre Pakistán y Afganistán.

Según el New York Times, el comandante militar de Estados Unidos en Afganistán, general Stanley McChrystal, urgió al comandante general paquistaní, Ashfaq Parvez Kayani, a iniciar rápidamente una ofensiva militar contra los talibán paquistaníes y contra Al Qaida del norte de Waziristán.

"Hemos dejado claro que si -Dios no lo permita- un ataque fuera exitoso y sus orígenes estuvieran en Pakistán, habría consecuencias muy severas", afirmó la secretaria de Estado, Hillary Clinton, al programa periodístico 60 minutos, de la cadena CBS, según extractos difundidos por la cadena. Clinton afirmó que Pakistán aumentó su cooperación en la guerra contra el terrorismo, pero agregó que Washington espera incluso más.

TTP entrenó a Shahzad
Por su lado John Brennan, asesor de seguridad nacional, denunció que Shahzad fue entrenado y financiado por el movimiento Tehreek-e-Taliban Pakistán, conocido como TTP. Shahzad "tenía amplia interacción con el TTP. Y eso es algo que estamos, otra vez, mirando con mucha atención, para entender el alcance de dicha interacción y la profundidad de las directrices y la guía que se le dio", declaró a Fox News.

Brennan retrató a Shahzad como alguien influenciado por la "retórica asesina" de Al Qaida y de los talibán paquistaníes, pero afirmó a CNN que había sido "muy colaborador" en el interrogatorio. También relató que Shahzad viajó desde y hacia Pakistán seis veces a lo largo de los últimos diez años y que trabajó para TTP durante varias meses en su último viaje, que se extendió desde mediados de 2009 hasta su regreso a Estados Unidos en febrero. "Lo que estamos tratando de hacer es determinar exactamente quiénes lo ayudaron, quiénes trabajaron con él", para evitar otros ataques, aseveró Brennan.

El TTP se atribuyó la responsabilidad del fallido ataque hace una semana, pero inicialmente esta posibilidad se había descartado porque el complot fue ejecutado de una forma tan descuidada y la bomba era tan rudimentaria que parecía el trabajo de un aficionado que actuaba solo.