•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó hoy un préstamo para Grecia de 30.000 millones de euros en tres años, un récord para un préstamo de la institución a un solo país, a cambio de medidas de austeridad sin precedentes por parte de Atenas.

"El directorio ejecutivo del FMI concluyó su discusión sobre Grecia y aprobó un acuerdo 'stand-by' de tres años por un monto total de 26.400 millones de dólares (30.000 millones de euros, 38.500 millones de dólares)", indicó el organismo en un comunicado. Se trata de una "medida fuerte" que "contribuye al amplio esfuerzo internacional para ayudar a estabilizar la zona euro y a asegurar la recuperación de la economía mundial", comentó el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn.

El FMI pondrá ahora a disposición de Grecia 5.500 millones de euros (7.000 millones de dólares), lo que suma una ayuda financiera inmediata combinada con la Unión Europea (UE) de 20.000 millones (25.400 millones de dólares). En el conjunto del año, el total de la ayuda del FMI se elevará a aproximadamente 10.000 millones de euros (12.700 millones de dólares), que se suman a los aproximadamente 30.000 millones de euros (38.000 millones de dólares) prometidos por la UE.

Aunque el Fondo ya había aprobado en el pasado planes de ayuda superiores para México y Brasil, se trataba de planes "de precaución que no fueron utilizados", lo que coloca de hecho a Grecia a la cabeza de los préstamos otorgados por el FMI a un solo país, precisó un portavoz.

El FMI y los países de la zona euro prometieron en total a Grecia una ayuda sin precedentes de 110.000 millones de euros (40.000 millones de dólares) en tres años.

La decisión ocurre tras una semana en la cual las bolsas europeas se derrumbaron y el euro se devaluó frente al dólar hasta niveles inauditos en 15 meses, en medio de incertidumbre sobre si Grecia implementará medidas de austeridad impopulares y logrará evitar la quiebra.

Grecia deberá implementar severo plan de austeridad
Grecia enfrenta una deuda colosal de más de 300.000 millones de euros (380.000 millones de dólares) y no puede pedir prestado a los mercados financieros. A cambio del préstamo del FMI, Atenas se comprometió a poner en marcha un plan de austeridad sin precedentes que prevé un ahorro de 30.000 millones de euros para llevar su déficit público por debajo del 3% del Producto Interior Bruto (PIB), el límite del Pacto de estabilidad de la zona euro, antes de fines de 2014.

El plan generó enormes manifestaciones en Grecia, pero Poul Thomsen, jefe de misión del FMI sobre Grecia, afirmó que "dará a las autoridades griegas hasta 2012 el tiempo que necesitan para reconstruir (su economía) antes de volver a los mercados".

"El camino por delante será difícil, pero el gobierno ha diseñado un programa creíble que está bien balanceado económicamente, bien balanceado socialmente -con protección de los grupos más vulnerables- y alcanzable", aseguró Strauss-Kahn. "La implementación es ahora la clave", añadió. Estimó no obstante que el FMI y la UE están brindando un "nivel de apoyo sin precedentes para ayudar a Grecia en este esfuerzo y -con el tiempo- ayudarla a restaurar el crecimiento, el empleo y estándares de vida más altos".

Los ministros de Finanzas de la UE se afanaban hoy, en una reunión de urgencia en Bruselas, para acordar un mecanismo financiero inédito para restaurar la confianza en la zona euro y poner a salvo su moneda única, antes de la apertura de los mercados mundiales.