•   MOSCÚ / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Al menos 12 mineros murieron y 84 resultaron heridos el sábado en la explosión de una mina en Siberia, indicaron las agencias rusas, citando un nuevo balance proporcionado por responsables del Ministerio de Situaciones de Emergencia. El balance anterior daba cuenta de 11 muertos y 41 heridos.

Aún permanecían bloqueados en el fondo 64 mineros y 20 socorristas. Los trabajos de rescate fueron suspendidos tras una nueva explosión.

El accidente se produjo a las 16:55 GMT en la mina de Raspadskaia, en la región siberiana de Kemerovo.

Un responsable del ministerio indicó a la agencia Interfax que “359 personas se encontraban en el fondo de la mina en el momento del accidente”.

Una nueva explosión se produjo hacia las 21H00 GMT, informaron las agencias, citando al Ministerio de Situaciones de Emergencia y a la administración regional, sin dar más detalles.

“Según las informaciones disponibles a las 22H00 GMT, 64 mineros aún están bajo tierra”, precisó en un comunicado la oficina local del Ministerio.

El gobernador de la región, Aman Tuleiev, se dirigió al lugar. Más de 150 socorristas y 29 vehículos participaban de las operaciones de rescate, según Interfax.

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, pidió al ministro de Situaciones de Emergencia, Serguei Shoigu, que lo informe “de los trabajos de rescate, y haga todo lo posible por salvar a la gente”, indicó el servicio de prensa del Kremlin.

Por su lado, el primer ministro ruso, Vladimir Putin, se entrevistó por teléfono con el gobernador de la región de Kemerovo, Aman Tuleiev, según las agencias. “Tuleiev informó al primer ministro sobre las circunstancias del accidente y las medidas tomadas para salvar a los mineros”, declaró el portavoz de Putin, Dmitri Peskov.

La mina de Raspadskaia es una de las más importantes del país, y abastece en carbón de coque a fábricas metalúrgicas de Rusia, Ucrania, Europa del Este y Asia.

Los accidentes mortales en minas rusas son frecuentes, por la vetustez de las infraestructuras y por el incumplimiento de las normas de seguridad.