•  |
  •  |
  • AP

La cantante Britney Spears seguía hospitalizada el sábado en una institución psiquiátrica, dos días después de ser ingresada y un día después de que su padre fuese puesto legalmente a cargo de sus asuntos.

James Spears fue nombrado el viernes como su tutor o conservador, con control sobre su persona y sus bienes.

La pérdida de control sobre sí misma y sus asuntos se concreta menos de una década después que Spears subiese al estrellato como adolescente con el éxito ''... Baby One More Time'' y luego de un año de comportamiento errático y extravagante capturado implacablemente por los ''paparazzi''.

James Spears y el abogado Andrew Wallet fueron designados conservadores de los bienes de la cantante de 26 años.

El tribunal dispone un caso de tutela cuando una persona no puede cuidar de sí misma ni manejar sus asuntos.

La comisionada Reva Goetz dijo que Spears quedará bajo tutela hasta el 4 de febrero, fecha en que se ventilará otra audiencia.

El tribunal también emitió una orden de restricción contra Sam Lufti, ocasional apoderado y amigo de Britney Spears, con quien se le ha visto con mucha frecuencia en su compañía.

El tutor tendrá el poder de ''restringir a visitantes'', disponer medidas de seguridad para Spears y acceso a todos los antecedentes médicos, agregó.

Goetz dijo que la tutela sobre la persona y los bienes es ''necesaria y adecuada''. Dio aprobación al tutor para que ''tome todas las acciones a fin de asegurar todos los bienes líquidos, incluyendo tarjetas de crédito''.

El tribunal, que rechazó una solicitud de efectuar la audiencia sin la presencia de la prensa, no dictaminó inmediatamente sobre otro pedido de sellar todos los documentos. Goetz dijo que lo hará el lunes, y el vocero judicial Allan Parachini dijo que mientras tanto permanecerán sellados.

La tutela fue aprobada por un tribunal diferente al que maneja una disputa por los hijos de la cantante. En ese otro tribunal se ha fijado una audiencia para el lunes.

Paramédicos con una larga escolta policial trasladaron a la aquejada cantante de 26 años de su casa al hospital psiquiátrico del Centro Médico de la UCLA (Universidad de California en Los Angeles) la madrugada del jueves.

Se trata de la segunda hospitalización de Spears en lo que va de año.

La estrella del pop ha estado comportándose erráticamente desde noviembre del 2006, cuando le pidió el divorcio a Federline, padre de sus hijos Jayden James, de un año, y Sean Preston, de dos.