•   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Uno de los jueces hondureños despedidos, en huelga de hambre desde el lunes para reclamar su reintegro, fue hospitalizado hoy tras sufrir un pico de presión, informó uno de sus compañeros.

Guillermo López fue llevado al estatal Hospital Escuela "porque se le subió la presión y le pegó taquicardia", explicó uno de los jueces huelguistas, Luis Alonso Chévez. Pero Tirza Flores, esposa de López, afirmó que en el hospital fue debidamente atendido y "ya está fuera de peligro".

La huelga fue iniciada por cinco jueces: Guillermo López, José Pineda, Gerson Medina, Pablo Munguía y Luis Alonso Chévez. El jueves se sumaron el estudiante de secundaria Michael Urbina y el pequeño productor ganadero Teodoro Carbajal. Esta mañana quedaban cinco: los jueces Chévez, Pablo Munguía, Tom Pandy y Teodoro Carbajal junto a Michael Urbina. López se reincorporará al ser dado de alta del hospital.

La protesta busca revertir el despido, anunciado el 5 de mayo, de los jueces Chévez y López, Ramón Enrique Barrios y de Tirza Flores, por haber salido en defensa del presidente Manuel Zelaya cuando fue derrocado el 28 de junio. El presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Jorge Avilés, admitió que "está tomada la decisión" de despedir a los cuatro jueces "pero no ha sido notificada". "Se les garantiza que van a ser juzgados por personas que los recurrentes acepten como sus juzgadores", subrayó el funcionario.