•   LA PAZ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El papa Benedicto XVI le explicó al presidente Evo Morales que el Estado no debe inmiscuirse con la Iglesia católica ni viceversa, ante la sugerencia del boliviano para que esta religión "se democratice, humanice" y pueda abolir el celibato, reveló este domingo el propio Morales.

El mandatario relató los pormenores de su entrevista hace una semana en el Vaticano con el pontífice, a quien mediante una carta le hizo una serie de pedidos y planteamientos, en su condición de "católico". "La respuesta (del Papa) fue que el Estado no se mete a la Iglesia, ni la Iglesia se mete al Estado", relató el mandatario boliviano.

Morales ha sostenido en el pasado reiterados roces con la jerarquía católica de Bolivia, a la que acusó de estar alineada a posiciones de derecha. El presidente dijo que la anulación del celibato fue expresada al Papa y luego ratificada en otra reunión con autoridades del Vaticano, a quienes no mencionó, y que en su criterio "fue más interesante".

Morales relató ese encuentro e hizo referencia a que suelen aparecer noticias de que los curas llegan a tener hijos biológicos.
"Dije (que) todos los seres humanos les decimos a los sacerdotes de la Iglesia católica, 'padre, padre, padre', menos sus hijos (biológicos) no les dicen padre, ¿cómo es eso?... no se puede entender".

Luego acotó sobre la reacción de las autoridades del Vaticano: "Estos padres se han reído y uno de ellos dijo: 'sí, nos dicen tío', (entonces) también es una verdad, los hijos de los obispos, los sacerdotes les dicen tío... ¿cómo no van a reconocer esta realidad?".