•   Nueva Delhi  |
  •  |
  •  |
  • EFE


Equipos de expertos hallaron ayer la “caja negra” entre los restos del avión de Air India que se estrelló ayer en el aeropuerto de Mangalore (suroeste indio), en un siniestro en el que murieron 158 de sus ocupantes.

Fuentes policiales y de la aerolínea citadas por las agencias IANS y PTI informaron del hallazgo de la “caja negra”, aunque la Dirección General de Aviación Civil (DGCA), a cargo de la investigación del siniestro, aún no ha hecho un anuncio oficial.

Un Boeing-737 de la aerolínea de bajo coste estatal Air India Express procedente de Dubai se salió ayer de la pista del aeropuerto de Mangalore, en el que intentaba aterrizar, y terminó estrellándose contra un barranco de los alrededores.

Ocho de sus ocupantes salvaron la vida, sólo tres de ellos con heridas graves, pero 158 personas --incluidos los seis miembros de la tripulación-- fallecieron en el accidente.

El avión quedó completamente destrozado y calcinado, así como muchas de las víctimas, cuyos cadáveres fueron rescatados ayer a lo largo de todo el día.

Hasta el momento, han sido identificados y entregados a sus familias un total de 128 cadáveres, dijo el presidente y director ejecutivo de Air India, Arvind Jadhav, en rueda de prensa en Mangalore retransmitida por el canal Delhí NDTV.

“Otros 18 cadáveres ya han sido identificados y se les está practicando la autopsia. Dos cuerpos no han sido identificados aún”, añadió.

Examen de ADN
Un grupo de expertos llegó ayer a Mangalore procedente de la ciudad sureña india de Hyderabad para ayudar a identificar por medio de análisis de ADN los restos de las víctimas que murieron calcinadas.

Los heridos que continúan ingresados en varios hospitales de Mangalore están fuera de peligro, según fuentes médicas citadas por las agencias.

En los hospitales se sucedieron escenas de dolor de los familiares que acudieron a identificar a las víctimas mortales, mientras en el estado de Kerala, vecino del de Karnataka donde se encuentra Mangalore, se celebraron ya ayer al menos 30 funerales.