•   LA HABANA /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

La Iglesia Católica cubana y la oposición esperaban ayer lunes, con reservas, que el Gobierno inicie el traslado de prisioneros a cárceles cerca de sus familias y de los enfermos a hospitales, como primer paso de un proceso que aspiran lleve a excarcelaciones.

“Tenemos la esperanza, optimismo. Esperamos que ocurra en estos días”, afirmó a la AFP el secretario general de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, José Félix Pérez.

La autorización de mejoras para los presos sería fruto de una reunión que sostuvo el pasado miércoles Raúl Castro con el cardenal Jaime Ortega y el presidente de la Conferencia Episcopal, Dionisio García, la primera para hablar de problemas en la isla y en la cual se abordó la situación de los prisioneros.

La disidencia calcula que 17 opositores están en cárceles fuera de sus lugares de residencia y que hay unos 25 presos enfermos, de unos 200 que calculan en total, aunque el gobierno no los reconoce.

El presidente de la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos, Elizardo Sánchez, informó a la AFP que el fin de semana militares “les dijeron a algunos presos, al menos en tres casos, que se prepararan porque iban a ser trasladados o liberados”.

“Pero hasta ahora no tenemos reporte de algún movimiento. Creo que el Gobierno va a responder de manera mezquina a los pedidos de la comunidad internacional para mejorar un poco su imagen y hasta ahí, ojalá me equivoque y haga lo que debe hacer: liberarlos a todos”, afirmó.

La negociación en favor de los presos ocurre en momentos en que Cuba enfrenta desde la muerte del preso opositor Orlando Zapata --tras una huelga de hambre de 85 días--, críticas de Estados Unidos y Europa por la situación de derechos humanos.

Fariñas escéptico

El opositor Guillermo Fariñas cumplió este lunes 90 días de huelga de hambre, “esperando escéptico” que el Gobierno realice los traslados, como se lo informó el obispo auxiliar de La Habana, monseñor Juan de Dios Hernández, cuando lo visitó el pasado sábado en el hospital de la central ciudad de Santa Clara, donde sigue su ayuno.

“Estoy expectante, esperando escéptico. A algunos le anunciaron que recojan las cosas, que van a ser trasladados, pero todavía nada se ha concretado”, declaró a AFP vía telefónica el sicólogo y periodista de 48 años, quien dijo haber perdido 15 kilos desde que comenzó su protesta para exigir la excarcelación de los disidentes enfermos.

Según Fariñas, que se dice dispuesto a dejar su ayuno si son liberados unos 10 presos y si se define un calendario para otras excarcelaciones. Hernández le informó que los traslados comenzarían el lunes, pero un portavoz de la Iglesia dijo a la AFP que sería “esta semana” sin fecha precisa.