Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

WASHINGTON / AFP

Un adolescente estadounidense mató a sus padres y sus dos hermanos menores en su casa en Cockeysville, al norte de Baltimore (Maryland, este), informó ayer lunes la Policía del condado.

El viernes de noche, Nicholas Browning, quien cumple 16 años el fin de semana, mató a sus padres de 45 y 44 años, y a sus hermanos, de 12 y 14, con la pistola que su padre tenía en la casa. Luego escondió el arma en los arbustos que bordean la ruta.

El joven pasó la noche y el día siguiente con amigos. Cuando éstos lo acompañaron a su casa el sábado de tarde, Nicholas entró a la casa y salió inmediatamente, anunciando que había hallado a su padre muerto en la sala.

La Policía encontró los cuatro cuerpos, y la investigación se dirigió al único sobreviviente de la familia, que reconoció los hechos tras una noche de interrogatorio. Inculpado de cuádruple asesinato, Nicholas será encarcelado y juzgado como un adulto.

“Esto viene de la nada, él nunca fue tan violento, esto no se le parece”, declaró Brook Kelbaugh, una amiga de Browning, al canal WJZ”. “Tenía un problema con su padre y lo solucionó con eso”, explicó a la misma televisora Bill Toohey, portavoz de la Policía del condado, aunque sin precisar en qué consistía el desacuerdo.