•   LIMA  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La gastronomía y el húmedo invierno de Lima enfermaron a más de 45 asistentes a la Asamblea General de la OEA, con cuadros de diarrea, deshidratación y bronquitis, muchos de los cuales cayeron "castigados" por la atractiva comida peruana, según comentaron hoy los médicos encargados de la enfermería. Desde el sábado pasado en que comenzaron las reuniones preparatorias de la 40 Asamblea General de la Organización de
Estados Americanos (OEA), los médicos y enfermeras destacados en la enfermería y las ambulancias en el Museo de la Nación han atendido a delegados de Argentina, Ecuador, EE.UU., Inglaterra, Suecia, Brasil, Haití y Guatemala.

El mismo equipo de la OEA también requirió atención en la enfermería sobre todo por estrés y dolores de cabeza, informó la encargada de la cancillería para los temas de salud, Elizabeth
González. El propio secretario general del organismo continental, José Miguel Insulza, tuvo una indisposición por los camarones ingeridos el domingo, y el diario El Comercio bromea hoy diciendo: "El dolor de estómago no fue por Honduras".

La más reciente emergencia se presentó esta mañana cuando una integrante de la delegación de Guatemala rodó por las escaleras y se golpeó la cabeza contra un piso de piedra, lo cual hizo que fuera derivada al hospital Casimiro Ulloa para que le hagan un análisis de rayos equis. Este hospital especializado en emergencias ha instalado una sala de trauma shock en la enfermería del local donde se realiza la asamblea para poder atender a unos 1.500 asistentes de 33 Estados miembros y organizaciones civiles.

¡Mmm...!
El médico internista de ese hospital, Milton Molina, informó que las emergencias atendidas han sido bronquitis, crisis asmáticas, crisis hipertensivas, diarreas e indigestiones. Más de tres cuartos de las 45 atenciones reportadas hasta el mediodía de ayer han sido para extranjeros, indicó el galeno. El pasado fin de semana, cuando las delegaciones empezaron a llegar a Lima, la esposa del secretario general de la OEA, la mexicana Georgina Núñez, comentó que la gastronomía peruana era "peligrosa" y "adictiva" por "lo rica que es, por la cantidad de comida que a uno se le antoja y puede comer".

Igualmente, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, confesó su temor de que engordaría "mucho" a su paso por Lima debido a la "fabulosa" comida que probó. Algunas de las delicias que Clinton tuvo a su alcance incluyeron aperitivos de huevos de codorniz en salsa de ocopa (de hierbas andinas), tortilla de papa con trucha andina y aguacate, salsa de maca (una planta andina), ceviche a la piedra de camarones y pejerreyes (pescado) crujientes con salsa de fusión oriental, y yucas fritas con salsa huancaína.

El doctor Molina, que ha atendido a varios entusiastas de la gastronomía en la enfermería de la asamblea, afirmó que quienes nunca han comido ají (uno de los aderezos más picantes) en un plato, "comen ají aquí y se desploman". Las largas horas de reuniones y el intenso frío, no tanto por la temperatura reinante de 15 grados centígrados sino por la humedad cercana al 90 por ciento, han causado también dolores de cabeza por estrés y contusiones por caídas, al tropezar con un piso resbaloso por la famosa garúa o llovizna limeña.

Además, el Ministerio peruano de Salud, en coordinación con la cancillería, destacaron 4 ambulancias con médicos y enfermeras en cada uno de los hoteles donde están alojadas las delegaciones, e Insulza tuvo otra ambulancia a su disposición.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus