•   CIUDAD JUÁREZ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un adolescente mexicano de 14 años murió ayer en la fronteriza Ciudad Juárez baleado por un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos desde territorio estadounidense, aseguró hoy la cancillería de México, que condenó "enérgicamente" el hecho.

La cancillería aseguró en un comunicado que la muerte del joven ocurrió "cuando un oficial de la Patrulla Fronteriza disparó" desde El Paso (Texas) contra un grupo de "migrantes" que presuntamente "le arrojaban piedras" en las inmediaciones del paso limítrofe con la convulsa Ciudad Juárez (norte). "El uso de armas de fuego para repeler ataques con piedras representa un uso desproporcionado de la fuerza", subrayó la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana.

Los casos de mexicanos muertos o heridos por el uso de la fuerza de las autoridades migratorias estadounidenses "se han incrementado, al pasar de cinco en 2008, a 12 en 2009, y a 17 en lo que va del presente año", reseñó la cancillería.

Dos mexicanos asesinados
La muerte del adolescente llega una semana después de la de otro mexicano, de 42 años, a causa de una severa paliza propinada por agentes de la Patrulla Fronteriza en San Diego (suroeste de Estados Unidos).

En las últimas semanas, autoridades y parte de la opinión pública mexicana ha expresado numerosas condenas a una ley aprobada en abril en el fronterizo estado de Arizona, a la que consideran "racista" porque obliga a la Policía a exigir documentos ante "dudas razonables" de que pueda ser un extranjero, aunque no sea sospechoso de ninguna actividad ilegal.

En Estados Unidos, la Patrulla Fronteriza informó que uno de sus agentes disparó su arma al ser "asaltado a pedradas por un número desconocido de personas" cuando vigilaba en bicicleta con otros compañeros en el puente limítrofe. El presunto autor de los disparos fue apartado de forma temporal de su cargo mientras el FBI investiga el incidente, declaró vía telefónica Lou Patch, portavoz de la Patrulla Fronteriza en El Paso, localidad estadounidense separada de Ciudad Juárez por el río Bravo.

Los padres de la víctima denunciaron que su hijo fue asesinado en territorio mexicano y aseguraron que no tenía ninguna intención de cruzar ilegalmente a Estados Unidos, como intentan anualmente cerca de medio millón de personas, según estimaciones oficiales. El joven acudió al puente para comer con un hermano que trabaja allí. Después "se fue a la orilla del río a asomarse a ver al otro lado. Habían muchos chavales y el de la 'migra' andaría drogado o no se qué. El caso es que empezó a tirar balazos y le dio dos en la cabeza al niño, a mi bebé", relató el padre, Jesús Hernández, a la cadena W Radio. "Quiero que se haga justicia, nada más", afirmó Hernández, quien lamentó que ninguna autoridad mexicana se ha puesto en contacto con ellos.

Otra versión del caso
La subprocuraduría (fiscalía) de Ciudad Juárez ofreció otra versión del ataque basada, según indicó en un comunicado, en testimonios del grupo que presuntamente acompañaba al asesinado y de un policía que acudió al lugar.

De acuerdo con la fiscalía, los jóvenes jugaban en una zona vecina al río y al parecer cruzaron en forma inadvertida el paso fronterizo por lo que, al ser sorprendidos por los guardias fronterizos, "corrieron hacia el lado mexicano". Entonces "dos agentes estadounidenses accionaron sus armas", sostuvo.

Ciudad Juárez atraviesa desde hace más de dos años una ola de crímenes atribuida a un enfrentamiento entre dos poderosos cárteles de la droga que la ha convertido en la localidad más violenta de México.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus