•   Islamabad  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La insurgencia paquistaní llevó a cabo hoy un audaz ataque cerca de Islamabad contra los camiones que transportan suministros a las fuerzas de la OTAN en Afganistán, que costó la vida a siete personas y destruyó decenas de vehículos.

El ataque se inició en torno a las 23.30 horas locales (18.30 GMT) del martes, cuando un grupo de hombres armados asaltó un recinto de la localidad de Sang Jani, en la carretera de Grand Trunk, a unos 15 kilómetros de la capital paquistaní, explicó una fuente policial del distrito. En el lugar había aparcados decenas de vehículos y camiones cisterna de la Alianza Atlántica, que tenían previsto dirigirse hacia la ciudad noroccidental de Peshawar, con vistas a entrar en Afganistán por el paso fronterizo de Khyber.

Los agresores, entre seis y una quincena según diversas fuentes, abrieron fuego y lanzaron granadas de mano desde distintos puntos, a raíz de lo cual se desató un fuego que sólo pudo ser controlado horas después por los bomberos. Según la fuente policial consultada, cerca de 60 contenedores y unos 80 vehículos quedaron parcial o totalmente destruidos por el ataque, que se cobró la vida de siete personas, la mayoría conductores, y causó heridas a otras cinco.

Un pequeño contingente de la Policía de Islamabad acudió de inmediato al lugar de los hechos pero no pudo acercarse debido a la intensidad del tiroteo. "Tras atacar el convoy e incendiar los vehículos, los terroristas continuaron disparando indiscriminadamente para impedir las operaciones de ayuda y rescate", comentó al canal privado "Geo Tv" el inspector general de la Policía en la capital paquistaní, Syed Kalam Islam.

Arrestan a más de veinte sospechosos
Las autoridades lanzaron una operación de rastreo y arrestaron a más de una veintena de sospechosos en relación con el asalto, al tiempo que el ministro de Interior, Rehman Malik, ordenó la apertura de una investigación sobre lo sucedido.

Los ataques contra los vehículos que transportan suministros a las fuerzas de la OTAN desplegadas en Afganistán son frecuentes en territorio paquistaní, aunque suelen registrarse en el conflictivo noroeste o en zonas cercanas a la frontera afgana, donde se hallan los bastiones de la insurgencia talibán y otros grupos extremistas y criminales. "Estamos en estado de guerra y este tipo de sucesos van a seguir repitiéndose. Pueden suceder en cualquier lugar, esta gente (los insurgentes) no sólo están en las áreas tribales fronterizas con Afganistán, sino que tienen presencia en todo el país", explicó a Efe una fuente de los principales servicios secretos (ISI).

La fuente afirmó que es pronto para determinar si ha habido "fallos en la seguridad" proporcionada al convoy, pero subrayó que la mayoría de los vehículos que parten de Pakistán, con suministros militares, alimentos o combustible, llegan a su destino en Afganistán. "En un informe reciente hemos calculado que en torno al 95-97 por ciento de los camiones que transportan mercancías (a las fuerzas extranjeras) consiguen completar su misión. Esta es una cifra muy aceptable dada la situación actual", aseguró.

Según datos de fuentes de seguridad, unos 300 vehículos cruzan diariamente la frontera hacia Afganistán por los pasos de Chamán, en la provincia suroccidental de Baluchistán, o Khyber, en el noroeste paquistaní, lo que supone aproximadamente el 80 por ciento del transporte por tierra de suministros para las tropas de la OTAN.

Las fuerzas de seguridad paquistaníes se hallan actualmente enfrascadas en ofensivas contra la insurgencia talibán tanto en el noroeste como en el cinturón tribal fronterizo con Afganistán.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus