•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, tildó hoy de "torpes e inoportunas" unas declaraciones en su contra de la secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, y lamentó que así aleje la posibilidad de mejorar las relaciones. Esas declaraciones de Clinton, durante una gira por Ecuador y Colombia, son "torpes e inoportunas" y constituyen una agresión al Gobierno venezolano "contra la democracia y la dignidad del pueblo del Libertador Simón Bolívar", sostuvo un comunicado gubernamental.

Clinton expresó que sentía "mucho lo que le pasa al pueblo venezolano", que según sus evaluaciones estaría "sufriendo por algunas medidas" adoptadas por Chávez.

Declaraciones de ese tenor, "que constituyen una constante del funcionariado estadounidense, no hacen sino alejar la perspectiva de una normalización de las relaciones políticas entre nuestros países, para lo cual el trato igualitario y el respeto a la soberanía son una condición innegociable", añadió el texto venezolano.

Venezuela, prosiguió, también "condena el tono prepotente e injerencista de la secretaria de Estado al referirse a la libertad de expresión en Venezuela, Ecuador o cualquiera de los países de nuestra región, y rechaza que desde Estados Unidos se pretendan dictar normas para el funcionamiento de nuestras democracias".

Más bien, remató, Clinton "debería sentir dolor por el sufrimiento de los millones de estadounidenses que hoy pierden sus trabajos y sus viviendas, víctimas de la crueldad del sistema social estadounidense, o el de cientos de miles de iraquíes que padecen la sangrienta ocupación militar de su patria por las tropas yanquis".

"Soy malquerido por Hillary Clinton, yo tampoco la quiero"

El comunicado venezolano siguió a unas declaraciones que Chávez hizo anoche al respecto e incluso cantó: "Soy malquerido por Hillary Clinton, yo tampoco la quiero". Parafraseándola, el gobernante añadió que sentía "mucho lo que le pasaba al pueblo estadounidense" bajo la Administración de su colega Barack Obama. "Yo siento mucho lo que le pasa al pueblo estadounidense, porque ellos son los que están sufriendo con algunas de las medidas que Obama está tomando" como gobernante de un país donde "hay 40 millones de pobres", sostuvo el jefe de Estado venezolano.

En las declaraciones citadas por Chávez, la secretaria de Estado también señaló que Estados Unidos está "dispuesto" a recomponer las maltrechas relaciones bilaterales, pero percibe que el Gobierno de Caracas pareciera que no.

Al respecto, Chávez se limitó a decir que "uno puede aceptar eso", dando a entender que respetaba la visión de Clinton en ese sentido.