•   WASHINGTON / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

La Oficina Federal de Investigación, FBI de EU, negó que los 25.000 dólares entregados al holandés Joran Van der Sloot, detenido por el asesinato de una joven peruana el pasado 30 de mayo, hubieran salido de sus fondos.

El FBI emitió un comunicado para responder a las informaciones que publicaron algunos medios, en las que se decía que el holandés recibió 25.000 dólares del FBI, en medio de una investigación sobre extorsión.

“Esta información es incorrecta. Los fondos implicados en el caso salieron de fondos privados”, apunta el comunicado, que no confirma si se trataba de 25.000 dólares o de una cantidad diferente.

El FBI explicó que abrió una investigación por extorsión después de que el joven pidiera 250.000 dólares a una tercera persona a cambio de información sobre el paradero de Natalee Holloway, desaparecida en Aruba durante unas vacaciones hace cinco años.

Van der Sloot fue el principal sospechoso en la desaparición de Holloway, pues se ha señalado como la última persona que la vio con vida. Según los medios, la persona con la que contactó Van der Sloot, de 23 años, fue la madre de Natalee Holloway.

Los medios también indican que el detenido utilizó los 25.000 dólares para viajar a Perú, donde supuestamente asesinó en la habitación de su hotel a Stephany Flores, de 21 años, el 30 de mayo pasado.

“Van der Sloot se llevó 15.000 dólares mediante una transferencia y 10.000 dólares en efectivo, y se fue a Perú a jugar al póquer”, publicó hoy The New York Post, citando a sus fuentes.

La familia Holloway se puso en contacto con agentes del FBI, quienes decidieron darle el dinero y tenderle una trampa para detenerle, señaló el diario y también explicó que sus fuentes le relataron que “entregaron el dinero a Van der Sloot el 10 de mayo en Aruba”.

El diario agregó que el holandés “pudo viajar porque los agentes federales no presentaron inmediatamente cargos en su contra ni tampoco pidieron que fuera detenido en Aruba, incluso cuando se alertó de que podría abandonar el país”.

El periódico neoyorquino agregó que esa situación ha enfurecido a la familia Holloway, a quien las autoridades al parecer habían comunicado que “le iban a detener antes de que se fuera de Aruba”.

En el comunicado difundido, el FBI explicó que presentó cargos por extorsión contra el holandés el pasado tres de junio, cuatro días después del asesinato de la peruana, y reconoció que esto ha alentado las preguntas de por qué no presentó cargos antes, lo que hubiera permitido evitar la muerte de Flores.

Como respuesta, el FBI ofreció sus condolencias a la familia de la joven peruana y afirmó que la investigación que estaba desarrollando por extorsión “no estaba relacionada de ninguna manera con el asesinato en Perú”.

“Aunque cuando murió Flores ya llevábamos varias semanas de investigación, ésta no estaba lo suficientemente desarrollada como para presentar cargos contra Van der Sloot antes de que abandonara Aruba”, dice el escrito.

“Esto no es culpa ni del FBI ni de la oficina del Fiscal General, donde los agentes y los fiscales estaban trabajando todo lo que podían cuando se enteraron del asesinato (de Flores)”, añade.

Según las informaciones procedentes de Perú, el holandés estuvo con la joven peruana Stephany Flores Ramírez, el pasado 30 de mayo en un casino y horas más tarde la joven apareció muerta en un hotel de la capital peruana.

Van der Sloot viajó a Chile el 31 de mayo y fue detenido en ese país el 3 de junio, tras ser acusado en Perú de haber asesinado a Flores Ramírez, hija del conocido corredor de autos y empresario de ese país Ricardo Flores, “Riflo”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus