•  |
  •  |

El demócrata Barack Obama y el republicano Mike Huckabee se anotaron los dos primeros triunfos del "supermartes", al imponerse respectivamente en Georgia y Virginia Occidental, a la espera de los resultados de otros 22 estados que deben designar sus candidatos a la Casa Blanca.

En su reñida lucha con la también senadora Hillary Clinton, Obama, que aspira a ser el primer presidente negro de Estados Unidos, se anotó un primer triunfo en Georgia, un estado con una importante comunidad afroamericana, como la vecina Carolina del Sur, donde ya se había impuesto a fines de enero.

Según las proyecciones de canales televisivos estadounidenses, el senador debería conquistar la mayoría de los 87 delegados del estado. La lucha entre los republicanos era todavía demasiado estrecha para que un vencedor fuera designado.

En dicho partido, Mike Huckabee logró el primer triunfo del día en el pequeño estado de Virginia Occidental, el primero en comunicar sus resultados de los más de veinte que designarán a sus candidatos para las elecciones presidenciales del 4 de noviembre.

El ex gobernador de Arkansas (sur) y ex pastor bautista Mike Huckabee consiguió así su segundo triunfo después de Iowa (centro), donde se inició la carrera a la Casa Blanca el 3 de enero.

Sin embargo, del lado republicano el senador por Arizona, John McCain, llegó a este "supermartes" con la etiqueta de favorito, fortalecido por sus victorias en New Hampshire (noreste), Carolina del Sur y Florida.

Más que Huckabee, el mayor adversario de peso de McCain es el ex gobernador de Massachusetts, el mormón Mitt Romney, que venció hasta ahora en Michigan, Wyoming y Nevada.

Esos dos rivales ofrecen dos visiones distintas sobre la inmigración clandestina: el veterano congresista defendió la regularización de millones de indocumentados que viven en el país, mientras el ex gobernador tildó esa medida de "amnistía" para ganarse la confianza de la base conservadora del partido.

McCain, de 71 años, derrotado en las primarias de 2000 por el actual presidente George W. Bush, se impuso en el importante estado de Florida a fines de enero, gracias al apoyo decisivo de la comunidad cubanoestadounidense.

Batalla reñida entre Clinton y Obama

Por parte demócrata, Clinton y Obama disputan este martes una batalla muy reñida, con varios estados importantes en juego como Nueva York y sobre todo en California, donde se cerrará el "supermartes" a las 04H00 GMT del miércoles.

La senadora por Nueva York, de 60 años, aspira a ser la primera mujer presidenta del país, mientras que su colega de Illinois, de 46, quiere por su lado convertirse en el primer negro en dirigir la Casa Blanca.

Los últimos sondeos prevén una reñida competencia entre Clinton y Obama, particularmente en California, un estado clave dado que otorga el mayor número de delegados a la convención demócrata, prevista para fines de agosto en Denver (Colorado, oeste), de la cual surgirá el candidato presidencial.

Para ganar la nominación del Partido Demócrata, los aspirantes necesitan el apoyo de al menos 2.025 de los 4.049 delegados (de los cuales 796 "superdelegados" libres de elegir al candidato de su preferencia) que irán a la convención.

De las primarias del "supermartes" surgirán los nombres de 2.084 delegados, de los cuales 392 serán "superdelegados".

Para ganar la candidatura republicana, se necesita el apoyo de 1.191 de los 2.380 delegados (incluidos 576 "superdelegados") esperados en la convención. En el "supermartes" se definirán los nombres de 1.081 representantes (de ellos 133 "superdelegados").

Si este martes no surge ningún claro favorito -en cualquiera de los bandos-, habrá que esperar a las siguientes citas partidarias, de las cuales las más importantes están fijadas para el 9 y 12 de febrero, y el 4 de marzo.