•   LONDRES / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

Amnistía Internacional (AI) afirmó ayer que la investigación interna propuesta por Israel para esclarecer el ataque contra una flotilla internacional de ayuda humanitaria a Gaza, en el que murieron 9 personas, carece de transparencia e independencia.

La organización pro derechos humanos considera que la investigación, que efectuará una comisión formada por tres autoridades israelíes y dos observadores internacionales, no tiene el formato adecuado para garantizar la imparcialidad.

“El formato de esta comisión designada por el Gobierno representa una decepción y una oportunidad perdida”, señala en un comunicado el director para Oriente Medio de AI, Malcolm Smart.

“La comisión no parece que vaya a ser independiente ni suficientemente transparente, ya que a los dos observadores se les puede negar el acceso a información fundamental, y los hallazgos de la comisión no serán usados en futuros procesos judiciales”, añadió.

Según recuerda AI, la comisión no investigará a los israelíes implicados en el ataque del pasado 31 de mayo, y sólo tendrá acceso al jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa, y ni siquiera está claro que sus conclusiones vayan a ser vinculantes.

Además, los investigadores pueden censurar datos si creen que puede perjudicar la seguridad nacional de Israel.

“Los procedimientos de la comisión deben ser abiertos, transparentes y permitir el acceso a todas las fuentes de información”, insiste Smart.

Además, “no debería permitir que sean las consideraciones políticas del Gobierno israelí las que determinen cuáles de sus descubrimientos van a hacerse públicos”.

AI muestra especial preocupación por la decisión de no usar los hallazgos de los investigadores como pruebas en procesos judiciales, y advierte de que Israel, como cualquier Estado, está obligado por la legislación internacional a procesar y castigar a los autores de delitos, y a combatir la impunidad.

Amnistía también señala, que la designación de esta comisión no debe distraer el continuo bloqueo de Gaza, que Israel “debe levantar inmediatamente”.

En lugar de la pesquisa propuesta por el Estado judío, que ha sido aceptada con matices por la comunidad internacional, la organización pide una investigación internacional rápida, independiente y creíble, realizada por personas de probada credibilidad e imparcialidad, con la que Israel debería cooperar totalmente.