•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente Barack Obama consiguió hoy que los dirigentes de BP, convocados en la casa Blanca, aceptaran crear un fondo de 20.000 millones de dólares para indemnizar a las víctimas de la marea negra que se extiende cerca de las costas estadounidenses.

"Me alegra anunciarles que BP está de acuerdo en poner 20.000 millones de dólares en una cuenta para responder a las demandas de indemnización por esta contaminación", señaló Obama tras una visita de más de cuatro horas de los responsables de la empresa petrolera británica en la Casa Blanca. "Estos 20.000 millones de dólares darán la seguridad necesaria de que los reclamos de las personas y las empresas serán honrados", declaró Obama, quien añadió que "es importante destacar que esto (el monto del fondo) no es un techo" y que la cidra podría aumentar. "Le doy mi palabra a la gente del golfo (de México), BP asumirá sus obligaciones con respecto a ella", insistió el presidente, calificando la reunión con los directivos de BP como "constructiva".

U$ 100 millones para obreros del sector
BP también aceptó la creación de otro fondo de 100 millones de dólares a favor de los obreros del sector petrolero despedidos a raíz de la marea negra, indicó el mandatario.

Según un alto funcionario de la Casa Blanca, Obama pasó 20 minutos con los directivos de BP, al principio de la reunión, en la que participaron varios de sus colaboradores, y 25 minutos más, al final de ésta, con el presidente de la empresa, Carl-Henric Svanberg, en el Despacho Oval. Justo después de las declaraciones de Obama, Svanberg confirmó ante los periodistas, fuera de la Casa Blanca, que su grupo había aceptado el principio de crear el fondo por 20.000 millones de dólares y reveló que BP no pagaría más dividendos a sus accionistas este año.

Los 20.000 millones de dólares serán supervisados por el influyente abogado Kenneth Feinberg, que había sido encargado de las indemnizaciones de las víctimas del 11 de septiembre, manifestó una fuente cercana al tema. La cuenta será gestionada de forma independiente durante varios años con el fin de responder a las demandas de indemnización de individuos y empresas afectados por la catástrofe.

Anoche, en un discurso a la nación pronunciado desde el Despacho Oval, Obama había denunciado "la inconsciencia" de BP, a la que se acusa en Estados Unidos de haber tomado riesgos en su gestión de la plataforma "Deepwater Horizon" que explotó el 20 de abril a unos 80 km de las costas estadounidenses. BP indicó el lunes haber gastado ya 1.600 millones de dólares para luchar contra las consecuencias de la catástrofe, pero expertos estiman que el costo final podría llegar a ser de 30.000 a 100.000 millones de dólares.

Ayer, las autoridades revisaron al alza el nivel de la contaminación, estimando que hasta 60.000 barriles de crudo se derramaban a diario en el océano, o sea 50% más de lo que evaluaba la precedente estimación. Son entonces de 300 a 500 millones los litros de hidrocarburos que se habrían escapado del pozo a ocho semanas de la explosión de la plataforma.