•  |
  •  |
  • END

BOGOTA /EFE

El gobierno colombiano anunció ayer miércoles el despliegue de 350.000 militares y policías para garantizar la seguridad en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que tendrá lugar el próximo domingo.

El ministro de Defensa, Gabriel Silva, destacó que se hizo una inversión “muy grande”, cercana a los 70.000 millones de pesos (unos 35,9 millones de dólares), con el fin de que las elecciones se desarrollen pacíficamente.

Silva hizo estas declaraciones tras una reunión de tres horas con las autoridades electorales y los altos mandos militares y policiales para analizar el mapa de riesgo del domingo.

Al respecto, sostuvo que el seis por ciento de los municipios colombianos tienen riesgo extraordinario y el cinco por ciento riesgo alto, por lo que en esas zonas habrá medidas especiales de seguridad.

Sólo 74 puestos de votación de los cerca de 74.000 que funcionarán el domingo no estarán cubiertos por la operación de seguridad, porque son totalmente seguros, dijo.

Amenazas de FARC

Agregó que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han pretendido perpetrar algunos atentados y por eso las autoridades están en máxima alerta, para prevenir cualquier alteración durante la jornada electoral.

Unos 30 millones de colombianos están convocados este domingo para la segunda vuelta electoral, en la que competirán Juan Manuel Santos, candidato del Partido de la U, hoy en el gobierno, y Antanas Mockus, del Partido Verde, los dos más votados en una primera vuelta electoral celebrada en mayo.

El voto no es obligatorio en Colombia. La presidenta del Consejo Electoral, Adelina Cobo, pidió a los colombianos que no permitan que el Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010 interfiera en su derecho a votar.

“Invito a los colombianos a que salgan a votar masivamente, porque eso le da sustento a la democracia; podemos grabar los partidos, pero no votar en diferido al día siguiente”, indicó la magistrado.