•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, pidió hoy a la Interpol (policía internacional) que dicte orden de detención internacional contra el presidente de la emisora Globovisión, Guillermo Zuloaga, muy crítico de su gestión.

A petición del Tribunal 13 de Caracas "ha sido incluido en el sistema de Interpol, con difusión roja, para su aprehensión y captura internacional, el señor Guillermo Zuloaga, prófugo de la justicia venezolana", afirmó el ministro del Interior, Tarek El Aissami, en un acto público.
       
Zuloaga y su hijo, del mismo nombre, son acusados de los delitos de usura y gavillamiento (asociación para delinquir) por acaparar una veintena de vehículos para luego aumentar los precios de venta, según la acusación de la Fiscalía, que el pasado viernes logró que un tribunal ordenara a la Policía la aprehensión de ambos.
       
Sin revelar su paradero y al anunciar que no se presentará ante la justicia, a la que acusó de ser parcial a favor de Chávez, Zuloaga aseveró a inicios de esta semana que en realidad se le persigue por sus opiniones contra el gobernante y por la línea editorial crítica de la emisora de televisión Globovisión.
       
El gobernante, que permanentemente acusa a la prensa de formar parte de conspiraciones en su contra, sugirió la posibilidad de que pasen a control estatal las propiedades de Zuloaga y también las de de Nelson Mezerhane, otro accionista de Globovisión, asimismo requerido por la justicia.       

Mezerhane, también presidente del recientemente intervenido Banco Federal, acusado por Chávez de "robar" a sus clientes, reveló a Globovisión desde Estados Unidos que se encuentra en esa nación desde hace algunos meses y que no encuentra prudente volver al país. "Si eso es cierto, que el señor banquero (Mezerhane), que se fue y aseguró que no va a volver, tiene unas acciones de Globovisión (...) Va a tener que aparecer el señor Zuloaga para que nos entendamos por ese canal", insistió Chávez, que negó que presione a la justicia para que persiga a estos empresarios por posiciones opositoras.
       
Zuloaga, que ha admitido que si bien puede ser acusado de especulador como empresario del sector automotriz, pero que no se le puede desconocer el hecho de que crea fuentes de trabajo, también acusó a Chávez de esconderse "en las faldas" de la presidenta de la unicameral Asamblea Nacional (Parlamento), aunque al parecer quiso referirse a la titular de la Fiscalía, Luisa Ortega. "Ahora arremete contra mí y contra una dama, la doctora Celia Flores. Yo no sé de dónde sacó eso este señor. Una cosa horrible
(...) ¡Ay que cosa tan horrible!. ¡Venga y dígamelo en la cara, Zuloaga; venga y dígame eso en la cara, cobarde!, exclamó ayer. "Dé la cara, cobarde. Eso es lo que tiene que hacer, porque a usted lo están acusando no por ser dueño de Globovisión. Tiene que explicar por qué tenía en una casa, que es de él, no sé cuántos vehículos escondidos", manifestó Chávez.