•   SALT LAKE CITY /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El asesino convicto estadounidense Ronnie Lee Gardner fue ejecutado ayer viernes por un pelotón en Utah (oeste), lo que le convirtió en el primer reo en ser fusilado en Estados Unidos desde 1996, después de que sus últimas demandas de indulto fueran rechazadas.

Gardner, de 49 años, fue ejecutado por cinco tiradores de élite en la madrugada de ayer viernes, indicó un portavoz del Departamento de Correccionales.

El fiscal general de Utah, Mark Shurtleff, había anunciado la inminente ejecución unos momentos antes a través de la página de microblog Twitter.

“Acabo de dar la orden (...) de proceder a la ejecución”, escribió. “Pueda Dios concederle la misericordia que él les negó a sus víctimas”, añadió.

La ejecución tuvo lugar pese a las demandas de indulto de último momento.

Los abogados de Gardner habían entregado el jueves una carta al gobernador de Utah, Gary Herbert, pidiéndole que recurriese a las atribuciones del poder ejecutivo estatal para frenar el cumplimiento de la condena.

Sin embargo, Herbert rechazó el recurso. “Después de una cuidadosa revisión, no hay nada en los materiales proporcionados esta mañana, que no haya sido considerado y decidido por la Junta de Indultos y Libertad Condicional, o los numerosos tribunales”, escribió.

“El señor Gardner ha tenido una oportunidad plena y justa para que su caso sea considerado por numerosos tribunales”, añadió el gobernador.