•   BOGOTA /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END


El principal reto en política exterior para el electo presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, será tender puentes con el gobierno de Venezuela, que este lunes saludó su triunfo, pese a advertir que estará atento al nuevo desarrollo de las relaciones, coincidieron analistas.

Santos, considerado delfín del presidente Álvaro Uribe (derecha), fue electo el domingo con 69% de la votación.

En su primer discurso Santos aseguró que la “diplomacia y el respeto” serán el eje de su política internacional, y declaró su aspiración de “trabajar de la mano con los países vecinos para desarrollar una agenda conjunta de cooperación e integración”.

“En las relaciones conflictivas siempre hay dos alternativas: mirar con amargura hacia el pasado o abrir caminos de cooperación hacia el futuro”, enfatizó Santos en tono conciliador, al hacer referencia sin mencionarlo, al gobierno de izquierda del venezolano Hugo Chávez.

Para el ex canciller colombiano Guillermo Fernández, “la buena vecindad debe ser una de las prioridades de la política externa del nuevo presidente, es necesario preservar los intereses de la seguridad nacional sin perder de vista las expectativas y realidades de nuestros vecinos”.

Frente al gobierno de Chávez, Santos deberá “administrar las dificultades, encontrar consensos mínimos y hacer eficientes los mecanismos binacionales”, recalcó a la AFP este diplomático.

Recibió señales indirectas
Rafael Guarín, politólogo cercano a la campaña de Santos, recordó que previo al balotaje, Santos se congratuló de haber recibido “señales indirectas del gobierno venezolano que nos permiten ser optimistas sobre el futuro de la relación”, según dijo en un debate televisivo.

La cancillería venezolana saludó ayer lunes la elección de Santos, aunque advirtió que estará “muy atenta no sólo a las declaraciones de los voceros del nuevo gobierno, sino a los hechos que vayan perfilando el tipo de relaciones que pueda ser posible llevar con sinceridad y respeto con el gobierno electo”.

Chávez y Santos se necesitan
“Tanto Santos como Chávez son grandes apostadores y muy calculadores. Saben que se necesitan mutuamente y si bien en el futuro inmediato habrá escaramuzas en la relación, ambos se cuidarán porque éstas no pasen a mayores”, añadió Guarín, al calificar de “positivo” el saludo del gobierno Chávez a Santos.

Venezuela decidió congelar sus relaciones con Colombia en julio de 2009 en rechazo a un acuerdo militar que permite que tropas estadounidenses operen en bases colombianas, negociado cuando Santos se desempeñaba como Ministro de Defensa.

“El reto para Santos es enorme. Debe encontrar de manera creativa y persistente la forma de tratar con un presidente vecino que en el transcurso de la campaña lo llamó ‘mafioso’ y que amenazó ante la eventualidad de su triunfo con cerrar totalmente el comercio binacional”, recordó por su parte, el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, Fernando Cano.

El sucesor de Álvaro Uribe “debe saber que el restablecimiento de relaciones con Venezuela será un camino de espinas, en especial frente al tema de la guerrilla, y el supuesto apoyo de Chávez en su territorio”, indicó Cano.

“¿Qué hará Santos ante información de Inteligencia que le diga que los jefes de (la guerrilla izquierdista) FARC están escondidos en Venezuela? Ese es un escenario hipotético, pero probable. No hay que olvidar que el candidato Santos se declaró orgulloso de ordenar el bombardeo al campamento de las FARC en Ecuador”, enfatizó este académico.