•   QUITO /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

La Cumbre del ALBA a realizarse el jueves y viernes próximo en Ecuador, en donde participarán los presidentes de Venezuela y Bolivia, impulsará los procesos de interculturalidad y plurinacionalidad en la región, así como la creación de un consejo de autoridades indígenas y afrodescendientes.

Por iniciativa del mandatario anfitrión, Rafael Correa, el multitudinario encuentro apunta a que el “concepto de estados plurinacionales vaya calando en otros países”, expresó el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño.

Según Patiño, “es importante que se constituya un diálogo permanente” sobre los indígenas y negros dentro de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), que integran Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, y Venezuela.

Bolivia y Ecuador se proclaman estados plurinacionales. Los aborígenes ecuatorianos se consideran 35% de la población de 14,2 millones, y los bolivianos 47% de sus 10 millones de habitantes, mientras que los afrodescendientes son minoría en ambas naciones.

El subsecretario de Relaciones Multilaterales de la Cancillería ecuatoriana, Rafael Quintero, dijo ayer lunes que delegados gubernamentales y autoridades como alcaldes y legisladores analizarán el jueves la interculturalidad, el racismo, los diversos tipos de Estado y los tratados comerciales para el desarrollo.

“El ALBA será un espacio para concretar políticas contra el racismo, el cambio climático y fomentar el comercio entre pueblos. Se busca dar pasos en firme para llevar a la práctica principios de interculturalidad y plurinacionalidad”, destacó la Secretaría (ministerio) de Pueblos y Movimientos Sociales de Ecuador.

Preparan declaración
Quintero expresó a la AFP que las resoluciones serán plasmadas en una declaración que será suscrita por los gobernantes que se reunirán el viernes en la cumbre, a la que ya han confirmado su asistencia los presidentes de Bolivia, Evo Morales y Venezuela, Hugo Chávez.

“Se hará una nueva agenda sobre indígenas y afrodescendientes para los presidentes”, manifestó Quintero, e indicó que además se impulsará la creación de un consejo de autoridades de esos grupos sociales.

Señaló que junto a las delegaciones de “más alto nivel” participarán centenares de autoridades para debatir el tema central de “Análisis de la Transición del Estado Colonial a modelos de estados multiculturales, interculturales y plurinacionales”.

La cita se hará en Otavalo, a 60 kms al norte de Quito, donde se asientan los nativos otavalos. “La experiencia será muy rica”, enfatizó el funcionario. Quito impulsa una diplomacia de pueblos y el ALBA incluye un Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP), añadió.

A esa alianza pueden pertenecer organizaciones y movimientos sociales, como los Sin Tierra de Brasil, que han expresado su deseo de incorporarse, según Quintero.

La cumbre se desarrollará cuando el movimiento indígena de Ecuador celebra los 20 años de su primer levantamiento por la reivindicación de derechos y territorios.