•   MIAMI / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

Varios congresistas del Partido Republicano de Florida preparan un proyecto de ley para frenar la inmigración ilegal, similar al aprobado en Arizona que criminaliza a las personas indocumentadas en EU., informó ayer el diario St. Petersburg Times en su edición digital.

William Snyder, un legislador de Stuart, en la costa este del estado, dijo que bajo la propuesta ley, la Policía tendrá poder para pedir a las personas sospechosas prueba de su residencia legal.

“Hay componentes importantes de la ley de Arizona que planeo incorporar”, declaró el congresista que presentará el proyecto a la Asamblea Legislativa estatal en noviembre próximo.

La polémica ley SB1070 de Arizona, que entraría en vigor el próximo 29 de julio, sería la primera en el país en convertir en delito menor la presencia ilegal en ese estado y otorga funciones de agentes de inmigración a la Policía local, entre otros aspectos.

Los líderes de la mayoría en el Senado y la Cámara de Representantes de Florida, dijeron que es necesario un nuevo enfoque para responder “al fracaso del gobierno federal en el control de la inmigración ilegal”, según el periódico.

Cuentan con respaldo

La iniciativa de Snyder tiene el respaldo de los dos principales candidatos republicanos a gobernador del estado, el empresario Rick Scott y el procurador general Bill McCollum, cuyo despacho ayuda en la redacción del proyecto de ley, agregó el legislador.

Snyder, un ex policía, dijo que el proyecto de ley es necesario para proteger a los inmigrantes indocumentados que son vulnerables a empresarios “abusivos y delincuentes violentos”.

“Es un asunto de derechos humanos, ellos no disfrutan de los mismos derechos y privilegios que usted y yo. La solución es hacer cumplir las leyes que están en vigor y desalentar a la gente a venir a ‘buscar una mejor vida’, cuando en realidad se convierten en víctimas”, explicó.

El congresista no quiere que su proyecto desate las mismas acusaciones de racismo que ha provocado la ley de Arizona, por eso podría modificar algunos aspectos para permitir a las autoridades verificar el estatus migratorio de una persona sólo durante un arresto o una infracción de tránsito.

En Arizona las autoridades tienen que pedir documentos legales durante cualquier detención si existe una “sospecha razonable”.

Otros estados han manifestado sus intenciones de seguir los pasos de Arizona,, entre ellos Carolina del Sur, Michigan, Minesota, Pennsylvania y Rhode Island, argumentando que el gobierno federal no resuelve el problema de la inmigración ilegal y la seguridad en las fronteras.

Para hacerle frente a la situación, grupos de derechos civiles como la Unión de Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés) han presentado demandas contra la ley de Arizona y se espera que el gobierno del presidente Barack Obama haga lo mismo.

“La propuesta del representante Snyder no resuelve nada, se aprovecha de la preocupación del público sobre la inmigración y sólo crea nuevos problemas”, dijo Howard Simon, director ejecutivo de la ACLU en Florida.

Se calcula que la población de inmigrantes indocumentados de Florida es la tercera mayor del país, mientras que Arizona está en el séptimo puesto, de acuerdo con datos citados por el diario.

La decisión final sobre la implementación de la ley SB1070 de Arizona está en manos de un tribunal federal.