•  |
  •  |
  • END

Nueve hombres fueron asesinados cuando un comando fuertemente armado atacó la tarde del sábado un centro de rehabilitación para adictos a las drogas en la ciudad mexicana de Gómez Palacio, en el estado de Durango (norte), informó ayer domingo el gobierno local.

“Nueve personas fallecieron y nueve más resultaron heridas”, luego de que un comando armado abrió fuego contra un centro de rehabilitación para adictos a las drogas, en Gómez Palacio, informó un comunicado del gobierno del estado de Durango.

La Procuraduría de Justicia detalló que entre las víctimas, todas de sexo masculino, se encuentra el propietario del establecimiento, donde se encontraban internadas unas 50 personas, algunas de las cuales consiguieron escapar del lugar al momento del ataque.

Los cuerpos de las víctimas, que tenían entre 17 y 50 años, fueron encontrados en distintos lugares del establecimiento, según reportes de la Procuraduría difundidos por medios locales.

Éste es el segundo ataque en lo que va de 2010 contra una clínica para drogadictos en México, luego de que el pasado 11 de junio 19 personas fueron acribilladas en un centro similar en el vecino estado de Chihuahua, que en 2009 vivió dos ataques similares.

Ajustes de cuentas

En Chihuahua, los ataques a estos establecimientos han sido atribuidos a ajustes de cuentas del narcotráfico, ya que se presume, según versiones policiales, que los vendedores de drogas los utilizan para ocultarse de los grupos rivales.

Durango conforma, con Chihuahua y Sinaloa (noroeste), el denominado “Triángulo de Oro” del narcotráfico, y se considera una zona de disputa entre el cártel de Juárez y el de Sinaloa, que encabeza el prófugo Joaquín el “Chapo” Guzmán, uno de los hombres más buscados en México y en Estados Unidos.

La región de la Comarca Lagunera, localizada en los límites de Durango con Coahuila, y donde se encuentra Gómez Palacio, se ha visto azotada en los últimos meses por una ola de violencia ligada al crimen organizado con continuas balaceras.

Esta semana fueron atacadas a balazos las instalaciones de un diario y de una televisora en Torreón, Coahuila, en la Comarca Lagunera.

Unas 23,000 personas han sido asesinadas en México desde diciembre de 2006 en crímenes vinculados al narcotráfico, pese al operativo federal contra el crimen organizado, en el que participan unos 50,000 efectivos armados.