•   Miami  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

La tormenta tropical Alex se intensificó hoy en su avance por el Golfo de México, donde amenaza agravar los esfuerzos por contener el vertido de crudo, y podría convertirse en huracán en las próximas horas, informó el Centro estadounidense de Huracanes (NHC), con sede en Miami.

El fenómeno se desplaza al suroeste del gigantesco derrame de petróleo -provocado por la británica BP- que se extiende frente a las costas de Luisiana, Alabama, Misisipi y Florida al sur de EU.

Se teme que los próximos días sus vientos puedan afectar las tareas de recuperación y limpieza en el Golfo de México, en medio del peor desastre petrolífero de la historia estadounidense.

A las 21H00 GMT, el centro de Alex se ubicaba a 660 km al este-sureste de Tampico, México, y a 835 km al sureste de Brownsville (Texas), Estados Unidos.

El ciclón se desplazaba en dirección nor-noroeste a 7 km/h con vientos máximos de 95 km/h, que se extienden hasta 110 km de su centro. "Se pronostica algún fortalecimiento en los próximos dos días y Alex podría convertirse en huracán mañana", afirmó el NHC.

Una vigilancia de huracán está vigente para la costa este mexicana entre la boca del río Grande y la ciudad de La Cruz. Y desde el sur de Bahía Baffin y la boca del río Grande en el estado de Texas, explicó el organismo. Condiciones de tormenta tropical son posibles en la costa norte de México y sur de Texas dentro de las próximas 48 horas.

Víctimas en Centroamérica
Las lluvias y deslaves causados por Alex dejaron ya diez muertos en Centroamérica, tres en El Salvador, cinco en Nicaragua y dos en Guatemala, además de inundaciones en México.

En el Pacífico, en tanto, los ciclones Celia y Darby que se desplazaban frente a las costas del suroeste de México, perdieron fuerza hoy y se convirtieron en depresión tropical sin representar ninguna amenaza al continente.

La temporada de huracanes en el hemisferio norte se desarrolla entre junio y noviembre.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus