•   PARÍS  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

El ex dictador panameño Manuel Antonio Noriega denunció hoy un "montaje bancario-financiero imaginario" de Estados Unidos en su contra, al hablar por primera vez ante el Tribunal Correccional de París, que lo juzga por blanqueo de dinero del cártel de Medellín. "Es la misma conspiración" que Estados Unidos organizó para condenarlo, como represalia por haberse negado a intervenir en Nicaragua contra los sandinistas en la década de los años 80.

"Le digo con toda humildad y respeto que este es un montaje bancario-financiero imaginario" de Estados Unidos, afirmó el ex hombre fuerte de Panamá entre 1983 y 1989, en el segundo día de su juicio en Francia presidido por la magistrada Agnés Quantin. "Mostraré documentos que demuestran que soy víctima de la misma conspiración que hizo contra mí los Estados Unidos en Miami", añadió en relación a la pena de 40 años que le impuso un tribunal estadounidense por narcotráfico, en 1992.

Además, aseguró haber trabajado "por la paz" en Centroamérica, región en la que Washington "tenía el interés político por arrasar con todas las izquierdas y comunistas"; y también haber hecho de mediador en la salida de Irán del Sha, a quien acogió en Panamá. "Pero en ese momento el gobierno de los Estados Unidos era de línea dura y quería acabar con los sandinistas" en Nicaragua, y como no podían hacerlo "con la guerrilla que Estados Unidos creó, necesitaban crear una acción bélica en la región", algo que le pidieron a él. Precisó que fue el propio jefe del departamento de Estado de Estados Unidos el que le dijo que "necesitaban que Panamá estuviera como una punta de lanza contra Nicaragua".

La justicia francesa lo acusa del lavado de 2,3 millones de euros (2,8 millones de dólares) entre 1988 y 1989 en cuentas bancarias de Francia procedentes de ese cártel colombiano. Por el mismo cargo, el Tribunal Correccional lo condenó en ausencia a 10 años de cárcel en 1999 y a 13,5 millones de euros de multa. "En Panamá yo no he abierto cuentas", aseguró Noriega, de 76 años, interrogado acerca del testimonio del entonces presidente del BCCI en Panamá, Amjad Awan a quien conoció en Londres, y que testimonió en su contra en Estados Unidos. "El señor Awan tenía la capacidad para diversificar esa cuenta", respondió Noriega que por momentos se colocaba anteojos para leer referencias de testigos que lo incriminaron en Estados Unidos.

Niega amistades con personas vinculadas a la droga
Vestido con traje negro, camisa blanca y corbata gris y en presencia de sus tres hijas, Lorena, Sandra y Thays, Noriega afirmó ante el Tribunal que en aquellos años luchó contra la droga en la región y que no tenía "amistades con ese tipo de gente". "En ese periodo cumplí con exceso la represión contra la droga y por eso recibí los mejores elogios de los Estados Unidos, de la Interpol y de muchos países que se beneficiaban con la lucha contra los narcotraficantes", afirmó Noriega, reclutado en los 70 por la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Recordó que dirigió sendas operaciones contra el narcotráfico por cuanto consideró que "no creo que nadie quiera ser amigo de esta persona en esos bandos delictivos". Explicó que siendo comandante de las fuerzas de la defensa "trabajé en la región para evitar los conflictos que había entre las naciones de Centroamérica" y comentó que tras negarse a ser la "punta de lanza" de Estados Unidos para "arrasar con todas las fuerzas de izquierda y los comunistas" en la región (...) "comenzó la propaganda negativa contra mi persona después de haber tenido tantos años de cooperación abierta con Estados Unidos".

"Comenzó la difamación mediante la guerra psicológica que es el método de destruir la moral por la mentira (...) El método que utilizó Goebbels en la alemania nazi" antes de referirse al "reglamento de la guerra psicologica norteamericana para destruir a un dirigente". "Me lo aplicaron a mí y no han podido hacerlo hasta ahora", sostuvo antes de ser interrogado sobre cuáles eran sus funciones como jefe de Estado. Agregó, que en 1983 "el gobierno estaba constituido bajo mi supervisión. Era el jefe real del gobierno" en momentos en que se "estaba tratando de llevar al pais hacia elecciones democráticas".

Noriega, derrocado en diciembre de 1989 por tropas estadounidenses que llevaron adelante una cruenta invasión en Panamá, cumplió 17 años de cárcel en Miami por tráfico de drogas, tras convertirse en el enemigo número uno de Washington del que había sido un fiel aliado en la región.

El juicio en Francia contra Noriega concluirá el mañana. La sentencia será anunciada en septiembre u octubre próximos.