•   LA HABANA  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

El estado de salud del disidente cubano Guillermo Fariñas, en huelga de hambre y sed desde hace más de cuatro meses, se complicó con el nuevo diagnóstico de una "trombosis en la vena yugular", afirmaron hoy fuentes familiares.

Alicia Hernández, la madre de Fariñas, indicó que el estado de su hijo se mantiene como "grave crítico", con un cuadro que incluye problemas hepáticos, una infección causada por un germen estafilococo, y la confirmación médica de un coágulo en la yugular. Hernández señaló que el equipo médico ya comenzó a suministrar a Fariñas un anticoagulante para tratar el trombo y le han recomendado que permanezca en reposo absoluto sin moverse para evitar que el coágulo se desprenda o desplace.

El médico opositor Ismel Iglesias confirmó que Fariñas está diagnosticado "grave con peligro para la vida" y que las complicaciones que tiene en esta ocasión son "mas severas" que otras que ha presentado. Los médicos del hospital "han mostrado gran preocupación por el estado de salud de Guillermo, se le está chequeando cada hora", comentó Iglesias, quien precisó que no obstante la presión arterial está normal.

El periodista independiente y psicólogo, de 48 años, se encuentra consciente y recibe tratamiento antibiótico y sueros de hidratación, pero hace unos días le fue retirado el catéter para la alimentación parenteral debido a la sospecha del trombo.

Guillermo Fariñas comenzó su huelga el 24 de febrero, tras la muerte del preso político Orlando Zapata, para pedir al Gobierno de Raúl Castro la liberación de 26 opositores encarcelados enfermos. Está ingresado desde el 11 de marzo en una sala de terapia de un hospital en la ciudad central de Santa Clara, situada a 270 kilómetros al este de La Habana. Según su madre, el obispo de Santa Clara, monseñor Marcelo Arturo González, visitó ayer a Fariñas para interesarse por su estado de salud y "estar junto con él", aunque no trató otros temas durante su estancia.

Tras el diálogo abierto en mayo entre la Iglesia católica cubana y el Gobierno de Raúl Castro, Fariñas manifestó que está dispuesto a abandonar su protesta si son excarcelados los presos políticos más enfermos -entre 10 y 12- y si el ejecutivo se compromete a organizar "un calendario" para el resto. Hasta el momento el Gobierno cubano sólo ha excarcelado a Ariel Sigler, un disidente preso que se encontraba muy enfermo, y acercado a otros doce a penales ubicados en sus provincias de origen.

Fariñas ha hecho 23 ayunos desde 1995, el más prolongado de seis meses en 2006, con intervalos en el hospital, donde fue alimentado por vía intravenosa, para exigir acceso sin restricciones a internet.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus