• MÉXICO / EFE |
  • |
  • |
  • END

Un periodista mexicano y su esposa fueron asesinados a balazos por desconocidos en el sureño estado de Guerrero, en el sur de México, informaron ayer martes a EFE fuentes oficiales.

Juan Francisco Rodríguez Ríos, corresponsal del periódico El Sol de Acapulco, en la pequeña localidad de Coyuca de Benítez, fue tiroteado junto a su mujer, María Elvira Hernández Galeana, en el interior de un pequeño café internet del que eran propietarios.

Según los reportes policiales, dos desconocidos entraron en el local y dispararon a quemarropa contra el reportero y su esposa. Rodríguez Ríos era, además, dirigente local del Sindicato Nacional de Redactores de Prensa.

El periodista, de 49 años, recibió cuatro impactos de bala en el tórax, mientras que su mujer, de 36 años, fue alcanzada en la cabeza. En el lugar estaba también el hijo de la pareja, de 18 años, quien se encontraba de espaldas a lo que sucedía y sobrevivió al ataque.

Por su parte, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exigió a las autoridades agilizar las investigaciones para detener y castigar a los responsables del asesinato de Rodríguez Ríos. Calificó de “inadmisible la impunidad en agresiones a periodistas” en México, y reprobó que el ejercicio periodístico deba desarrollarse bajo la amenaza de violencia y de las balas.

Un informe de la Fundación para la Libertad de Expresión (Fundalex) asegura que 2009 fue el peor año de la última década para la prensa mexicana, con 244 agresiones, que incluyen once homicidios.

Asesinato de candidato obliga a reforzar seguridad

Mientras, la seguridad de los gobernadores mexicanos y de los candidatos a sustituirlos en las elecciones del domingo se reforzó ayer tras ser asesinado este lunes el aspirante por el PRI en Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, y al haber reconocido varios de ellos que están amenazados por grupos del narcotráfico.

Ante la escalada de la violencia en el país y la trágica muerte del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el presidente de México, Felipe Calderón, abogó en un nuevo discurso a la nación por crear un “frente común” de todos los partidos y la sociedad contra el crimen organizado.

También ha pedido un pacto nacional que ayude a recuperar la seguridad “por encima de las diferencias” el organismo que agrupa a los 32 gobernadores mexicanos, la Conago, según avanzó su presidente, Fidel Herrera, que pretende convocar a todos los partidos y al Gobierno federal tras las elecciones.

Torre Cantú, sus tres escoltas y un diputado local, que fallecieron el lunes tras ser atacada la caravana donde viajaban por un grupo de sicarios, fueron homenajeados al mediodía en un acto celebrado en Ciudad Victoria, al que asistieron unas 7,000 personas, previo a una misa prevista en la Catedral.

El homenaje, que terminó con gritos de “justicia” por parte de los asistentes, se celebró entre fuertes medidas de seguridad, con la asistencia de doce gobernadores mexicanos y representantes de todos los partidos políticos, que han cerrado filas y condenado de modo unánime el crimen del candidato.

En tanto, los dirigentes del PRI, con su presidenta Beatriz Paredes a la cabeza, continúan buscando al sustituto del occiso, a quien todas las encuestas le daban como seguro gobernador de Tamaulipas.

Paredes ha pedido a los candidatos que extremen su seguridad en los actos en los que participen, aunque espera “que no se repita un hecho de esta naturaleza”.

El gobernador del sureño estado de Tabasco, Andrés Granier Melo, reconoció anoche que ha recibido amenazas de muerte directas por parte de integrantes del cartel del Golfo en su entidad, al igual que otros mandatarios estatales.