• LA HABANA /EFE |
  • |
  • |
  • END

El estado de salud del disidente cubano Guillermo Fariñas, en huelga de hambre y sed desde hace más de cuatro meses, se complicó con el nuevo diagnóstico de una “trombosis en la vena yugular”, dijeron a EFE fuentes familiares.

Alicia Hernández, la madre de Fariñas, indicó que el estado de su hijo se mantiene como “grave crítico”, con un cuadro que incluye problemas hepáticos, una infección causada por un germen estafilococo, y la confirmación médica de un coágulo en la yugular.

Hernández señaló que el equipo médico ya comenzó a suministrar a Fariñas un anticoagulante para tratar el trombo y le han recomendado que permanezca en reposo absoluto sin moverse para evitar que el coágulo se desprenda o desplace.

El periodista independiente y psicólogo, de 48 años, se encuentra consciente y recibe tratamiento antibiótico y sueros de hidratación, pero hace unos días le fue retirado el catéter para la alimentación parenteral debido a la sospecha del trombo.

Guillermo Fariñas comenzó su huelga el 24 de febrero, tras la muerte del preso político Orlando Zapata, para pedir al Gobierno de Raúl Castro la liberación de 26 opositores encarcelados enfermos.

Está ingresado desde el 11 de marzo en una sala de terapia de un hospital en la ciudad central de Santa Clara, situada a 270 kilómetros al este de La Habana.