• MATAMOROS |
  • |
  • |
  • AFP

La tormenta Alex perdió fuerza al entrar a tierra en el noreste de México, afectando con fuertes lluvias que anegaron extensas áreas a los estados de Tamaulipas y Nuevo León, donde 17.500 personas fueron evacuadas.

Alex fue degradado hoy a tormenta tropical, en momentos en que recorre Tamaulipas y se aproxima a las montañas del noreste, afirmó el Servicio Estadounidense de Clima.

Ciudad Victoria, capital estatal de más de 250.000 habitantes, resultó fuertemente afectada por las lluvias, que la mantienen incomunicada. "El 95% de Ciudad Victoria se encuentra sin servicio eléctrico mientras 90% de la red hidráulica esta sin funcionar, y la telefonía celular y fija operan con interrupciones", comentó Salvador Treviño, titular estatal de Protección Civil.

Autoridades suspenden clases en Tamaulipas
El paso de Alex por Ciudad Victoria, y otras ciudades como Matamoros y Reynosa, ubicadas en la frontera con Estados Unidos, dejó arboles tirados, calles inundadas y automóviles arrastrados por la corriente. Las autoridades del estado decidieron suspender las clases para los dos millones de estudiantes de Tamaulipas, añadió el funcionario.

Protección civil de cinco de los estados mexicanos del noreste no han reportado víctimas ni heridos. No obstante, la Marina mexicana mantenía unos 2.000 efectivos acuartelados en Tamaulipas, con costa en el Golfo de México, la zona con mayores afectaciones.

Alex tocó tierra como huracán a las 02H00 GMT de hoy a unos 60 kilómetros al norte de la localidad de La Pesca, y provocó que la mitad de Matamoros, vecina de Brownsville (Texas, sureste de Estados Unidos) quedara anegada. Aunque el centro del huracán mantuvo un rumbo lejano del derrame de crudo que desde abril afecta el Golfo de México, sus fuertes vientos exteriores obligaron a interrumpir las tareas de limpieza del peor desastre ecológico en la historia de Estados Unidos.

Ayer las autoridades del servicio estatal de Protección Civil de México evacuaron a unas 17.500 personas de las zonas costeras del estado de Tamaulipas, que fueron llevadas a refugios en ciudades como Matamoros, Reynosa y San Fernando. De su lado, autoridades de Protección Civil del vecino estado Nuevo León (norte) prevén que las lluvias provocadas por Alex afectarán con mayor fuerza hoy y que continurán hasta mañana.

Los servicios de electricidad se mantenían con normalidad en ese estado, pero las telecomunicaciones enfrentaban dificultades, reportaron autoridades locales. Las lluvias asociadas al ciclón pueden provocar una acumulación de agua de hasta 300 mm en sectores del noreste de México y el sur de Texas, donde el gobierno estadounidense declaró el estado de emergencia.

Alex ha sido el primer huracán de la temporada en el Atlántico norte, que se desarrolla entre junio y noviembre, y que este año se pronostica tendrá gran intensidad. Desde 1995 no se formaba un huracán en el mes de junio, usualmente más suave, ya que la mayor actividad ciclónica se desarrolla entre agosto y octubre.