elnuevodiario.com.ni
  • Madrid |
  • |
  • |
  • EFE

El ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, anunció hoy que el próximo lunes viajará a Cuba para apoyar el esfuerzo de la Iglesia católica y las autoridades cubanas para mejorar los derechos humanos en el país.

En declaraciones a la emisora de radio Cadena Ser, Moratinos señaló que durante su estancia en Cuba, que se prolongará hasta el martes, seguirá llevando a cabo "todos los esfuerzos de diálogo" y se mostró convencido de que habrá resultados positivos en lo que se refiere a la situación de los derechos humanos en la isla.

Preguntado si se ha movido algo en Cuba en los últimos tiempos, el jefe de la diplomacia española afirmó que sí, y recordó que cada país tiene sus ritmos y añadió que lo que hay es una situación "muy compleja" y un debate "cada vez mayor". Moratinos indicó también que España tiene que respetar que las autoridades cubanas vayan liderando los procesos de reforma, "acompañándolos para que se vaya mejorando la situación".

El ministro subrayó que en este proceso el Gobierno español debe estar unas veces "exigente" y otras "denunciando" casos como el del preso político Orlando Zapata, fallecido en febrero pasado tras una larga huelga de hambre, pero "nunca rompiendo el diálogo", que es el "instrumento esencial" en la acción diplomática española.

Sobre la situación del disidente cubano Guillermo Fariñas, en huelga de hambre y sed desde hace más de cuatro meses, el titular de Exteriores apuntó que sigue siendo tratado médicamente y que su estado es "preocupante".

Moratinos añadió que la Iglesia, las Damas de Blanco (esposas y otros familiares de presos políticos), las autoridades de EU y españolas han intentado convencer a Fariñas de que deje la huelga de hambre, porque "se pueden conseguir cosas sin necesidad de acudir a esa situación" y es mejor mantener "la capacidad política".

Tras el anuncio, la organización opositora Cuba Democracia Ya (CDY) criticó el viaje del ministro, a quien preguntó si cree que "los derechos humanos se han de defender entendiendo los ritmos y los tiempos de aquellos que los violan". En un comunicado emitido en Madrid, CDY subraya que no se ha producido un avance significativo en el campo de los derechos humanos en los últimos meses en la isla caribeña.

La organización sí percibe "una estrategia orquestada por la dictadura y bailada, no sabemos si conscientemente, por la Iglesia Católica cubana y el Gobierno de España para hacer creer que se avanza en materia de derechos humanos en Cuba".