•   EL ALTO, BOLIVIA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente Evo Morales recibió ayer su nuevo avión presidencial Falcon 900 EX, fabricado por el consorcio francés Dassault. La nave reemplazará el avión presidencial Sabreliner adquirido en 1975.

El encargado de Negocios de la embajada de Francia en Bolivia, Philippe Létrilliart, hizo entrega al mandatario boliviano del jet ejecutivo, comprado por 37,8 millones de dólares, en un acto realizado en el aeropuerto de la Fuerza Aérea Boliviana en la ciudad andina de El Alto, vecina de La Paz. "Esta nave no es un lujo, es un instrumento de trabajo", afirmó Morales, quien es uno de los mandatarios bolivianos que más ha viajado dentro y fuera del país.

El trimotor, con una autonomía de vuelo de 10 horas sin reabastecimiento y con capacidad para 12-14 personas, llegó ayer, tras lo cual chamanes aymaras realizaron una ceremonia para pedir la protección de los dioses andinos.

El mandatario reconoció que para sus habituales desplazamientos al exterior solía recibir a préstamo aeronaves de Venezuela, Cuba, Brasil y Argentina. "Hemos molestado bastante a Venezuela. Solidariamente Cuba, Brasil y Argentina me presta avión para poder viajar al exterior, porque somos una gran referencia internacional y (estamos) obligados a participar en eventos internacionales", aseguró Morales. Acotó que con su avión: "molestaremos menos".

El gobierno boliviano decidió a principios de abril la compra de la aeronave Dassault Falcon 900 EX, tras conocer que el club inglés de fútbol Manchester declinó a última hora adquirir el aparato. La Paz también quiere adquirir una segunda nave presidencial, un Antonov BJ ruso.