•   AFP / LA HABANA  |
  •  |
  •  |
  • END


Cuba advirtió esta mañana que el disidente Guillermo Fariñas, en huelga de hambre desde hace 130 días, está en “peligro potencial de muerte” por un coágulo en la yugular, pero se lucha por salvarlo, según una inusual entrevista al médico estatal que lo atiende publicada en el diario Granma.

“Hoy el paciente tiene un peligro potencial de muerte, porque depende de la evolución de un trombo que tiene alojado en el confluente yugulo subclavio izquierdo, el cual se está tratando adecuadamente”, afirmó Armando Caballero, jefe de Terapia Intensiva del Hospital “Arnaldo Milián”, de Santa Clara (centro).

Fariñas, sicólogo y periodista disidente de 48 años, inició su protesta el 24 de febrero para exigir la liberación de 26 prisioneros políticos enfermos, un día después de que murió el preso opositor Orlando Zapata tras 85 días de huelga de hambre.

El 11 de marzo fue ingresado en el hospital de Santa Clara (270 km al este de La Habana), tras un shock hipoglucémico, y desde entonces se le aplicó alimentación parenteral y se le combatieron varias infecciones.

Pero hace una semana “el paciente entró en otra complicación, que no es sólo una infección, es un poco más seria”, aseguró Caballero en referencia al trombo, pues “tiene un gran peligro, pues puede desprenderse e ir directo al corazón y de ahí a los pulmones, y provocar una trombosis que puede matar a una persona”.

“Desde el domingo (pasado) hasta hoy hemos visto una discreta mejoría, aunque no podemos afirmar que se descarte una complicación más seria”, alertó Caballero, quien admitió que “estamos en los límites”, pues “estamos casi imposibilitados de alimentarlo por otro catéter”.

Caballero señaló que su equipo seguirá luchando por preservar la vida de Fariñas y tratar de convencerlo para que coma alimentos, pero señaló que “hay que “respetar la voluntad de los pacientes” y el opositor está plenamente consciente.

Raúl Castro rompe el silencio
La publicación en el diario del Partido Comunista rompió el silencio que ha guardado la prensa cubana, toda estatal, en torno al caso de Fariñas. El presidente Raúl Castro aseguró que no cederá al “chantaje” de huelgas de hambre, pero el 19 de mayo inició un inédito diálogo con la Iglesia Católica sobre los presos, tras lo cual liberó al reo político más enfermo y reubicó a 12 en cárceles cerca de donde viven los familiares.

La Iglesia le pidió a Fariñas confianza en sus gestiones, pero el disidente afirma que sólo depondrá tras la liberación de entre 10 y 12 reos, y el compromiso de liberar el resto.

España -cuyo canciller Miguel Ángel Moratinos llega el lunes en apoyo a ese diálogo- ofreció un avión ambulancia para trasladarlo a Madrid, pero Fariñas lo rechazó.