•   QUITO  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un pequeño submarino, utilizado para el tráfico de drogas, fue descubierto en una zona ecuatoriana cerca de la frontera con Colombia, durante una operación de vigilancia conjunta entre la Infantería de Marina y la Policía de Ecuador, informaron hoy fuentes oficiales.

El hallazgo se produjo el pasado viernes en la tarde, cuando una patrulla de uniformados realizaba una labor de vigilancia en una zona próxima a la divisoria conocida como El viento, en la provincia costera de Esmeraldas, en el noroeste del país.

El jefe militar del Comando Norte en Esmeraldas, Carlos Albuja Obregón, indicó a periodistas que el submarino fue encontrado abandonado y su interior vacío, aunque en un principio se pensaba que llevaba droga.

Cerca del lugar donde se encontró la embarcación también se hallaron abandonadas dos edificaciones, tipo barracas, cada una de ellas con capacidad para albergar a medio centenar de personas.

Durante la operación no se detuvo a ninguna persona, pues en el lugar no se encontró a nadie, señaló Albuja Obregón, al precisar que este hallazgo se produjo en el marco de una operación de vigilancia en la zona fronteriza, emprendida el pasado 24 de junio.

El jefe militar reiteró que la nave, presumiblemente, era usada para el transporte ilegal de drogas hacia el exterior y remarcó que estaba provista de equipos de comunicación y navegación bajo superficie, pues incluso disponía de un periscopio. Por su parte, el Ministerio Público en esa jurisdicción ha iniciado un proceso de investigación que, entre otras cosas, intenta determinar el origen de la embarcación.

Este hallazgo se suma a otro similar ocurrido a finales de mayo pasado, cuando las autoridades antinarcóticos de Ecuador anunciaron el descubrimiento de un submarino, fabricado de modo artesanal, con capacidad para transportar unas cuatro toneladas de droga.

Las autoridades policiales indicaron entonces que presumían que el submarino era usado para llevar cocaína hacia México y Estados Unidos.