•   CARACAS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció la suspensión de un viaje a Cuba previsto para hoy debido a que afirmó contar con "información de inteligencia" que sugiere que hay peligro de una "agresión" a su país por parte de Colombia, apoyada por Estados Unidos. "He decidido suspender el viaje que tenía hoy para Cuba", explicó Chávez durante un acto político en Caracas.

Según el mandatario, "información de inteligencia" que su gobierno ha evaluado permite establecer que "la posibilidad de una agresión armada contra territorio venezolano" desde Colombia "tiene una probabilidad como nunca la tuvo en todos estos años".

Chávez acusó a Washington de ser "el gran culpable" y "el gran instigador" de preparar una "fuerza de contención" para apoyar esa eventual agresión, y amenazó con suspender la venta de crudo a Estados Unidos en caso de haber un conflicto armado. "Si hubiera una agresión armada contra Venezuela, desde territorio colombiano u otro lugar impulsada por el imperio yanqui, nosotros, aún cuando aquí tengamos que comer piedra, le suspenderíamos el envío de petróleo a Estados Unidos. No le enviaríamos una gota de petróleo más", comentó el presidente.

Aunque Chávez es un firme opositor de Washington en la región, el petróleo venezolano, sostén de la economía de este país suramericano, se destina principalmente a las refinerías estadounidenses.

Rompen relaciones
Venezuela rompió relaciones con Colombia el jueves pasado, horas después que Bogotá denunciara ante la Organización de Estados Americanos (OEA) la presencia "activa" de unos 1.500 guerrilleros colombianos dentro de territorio venezolano. En respuesta a esa denuncia de Colombia, Chávez descartó hoy la posibilidad de que su gobierno permitiera el albergue de fuerzas rebeldes extranjeras en su territorio. "Nosotros rechazamos, hemos rechazado y rechazaremos siempre la posibilidad de que una fuerza guerrillera extranjera o paramilitar extranjera o militar extranjera se instale en el más pequeño milímetro cuadrado de nuestro territorio soberano", sostuvo Chávez en el acto político.

Chávez dispuso el jueves pasado que las Fuerzas Armadas de su país estuvieran en "máxima alerta" en la zona fronteriza con Colombia para prevenir un eventual ataque.

Venezuela tiene desplegados en su frontera con Colombia, de unos 2.000 km de extensión, a unos 20.000 efectivos, según fuentes militares. Sin embargo, el presidente venezolano abrió este domingo una ventana de acercamiento con Colombia, a partir de la toma de posesión del presidente electo de ese país, Juan Manuel Santos, el próximo 7 de agosto. "Tenemos que recibir señales claras e inequívocas de que hay una voluntad política real en el nuevo gobierno de Colombia, para reemprender el camino del diálogo, sin trampas", escribió Chávez en su columna dominical que se publica en algunos diarios venezolanos.

Por su parte, Santos, quien realiza una gira por algunos países de la región, ha rechazado pronunciarse sobre la crisis colombo-venezolana, enfatizando que el mandatario de Colombia Alvaro Uribe "es todavía presidente en funciones".

La ruptura de relaciones entre Colombia y Venezuela activó los mecanismos regionales de resolución de conflictos, con la reacción de varios gobiernos y el anuncio de mediación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que convocó a una cita de cancilleres para el próximo jueves en Quito.

Chávez tenía previsto viajar este domingo a Cuba para participar mañana en el acto de conmemoración del comienzo de la Revolución Cubana, el frustrado asalto al cuartel Moncada en 1953 por un grupo guerrillero encabezado por Fidel Castro.