•   VILLERS-AU-TERTRE  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las autoridades francesas hallaron los cadáveres de ocho recién nacidos en un jardín y una casa del norte de Francia, y los presuntos padres son interrogados por la gendarmería, informaron fuentes judiciales.

La gendarmería interroga actualmente a los presuntos padres, detenidos el martes y de unos 45 años de edad, que vivían en el pueblo de Villers-au-Tertre, explicaron las fuentes. Según ellas, la fiscalía de Douai podría procesarlos mañana.

Según un político local, los nuevos dueños de una casa -perteneciente antes a los padres de la mujer- alertaron el sábado a la gendarmería tras hallar huesos de recién nacidos en el jardín de su nueva residencia.

Dos cadáveres fueron encontrados en ese jardín por los gendarmes, según el edil, que añadió que otros seis cadáveres fueron hallados hoy en la casa de la pareja, a un kilómetro de distancia.

Descritos como gente "servicial, educada y cortés" por un vecino que prefirió guardar el anonimato, los dos detenidos serían padres de dos chicas de unos veinte años, que a su vez tendrían hijos.

"Son gente que no da problemas, que eran respetados en su entorno", indicó un edil local, que precisó que el hombre formaba parte del consejo municipal de la localidad de Villers-au-Tertre.