•   SANTANA DO LIVRAMENTO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los presidentes de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, y de Uruguay, José Mujica, ratificaron hoy su compromiso con la integración y firmaron acuerdos de cooperación, tras un encuentro en la fronteriza ciudad brasileña Santana do Livramento.

Los mandatarios -que se reunieron por cuarta vez desde que asumió Mujica en marzo- intercambiaron elogios y regalos en el marco de una reunión de poco más de dos horas que se desarrolló a poca distancia de la frontera entre los dos países, en el medio de dos ciudades integradas (Livramento y la uruguaya Rivera) que albergan juntas a casi 200.000 habitantes.

Destacan importancia de Mercosur y Unasur
En una declaración conjunta, los presidentes resaltaron su "firme compromiso con el fortalecimiento de la integración bilateral y regional, destacando la importancia del Mercosur y de Unasur como instancias primordiales de integración política, social, económica y comercial de la región". "Las cuatro economías que más crecieron en América son exactamente las de nuestro bloque, el Mercosur", indicó Lula. "Uruguay y Brasil atribuyen prioridad a su consolidación como motor regional. Tenemos que trabajar juntos para lograr un balance claramente positivo del Mercosur en su aniversario de 20 años en 2011".

"Uruguay y Brasil quieren una América del Sur sin conflictos, integrada. Que nuestros pueblos puedan caminar juntos con perseverancia y espíritu de frontera", añadió, pocos días antes de una cumbre del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela en proceso de adhesión) en la ciudad argentina San Juan.

Por su parte, Mujica afirmó que "queda mucho por delante" pero subrayó que el camino es la integración. "Tal vez dentro de 100 años todas las fronteras de América latina sean como Santana y Rivera. Es probable que las fronteras políticas que hemos conocido se diluyan en el tiempo, en un mundo que se globaliza", aseguró.

Uruguay dará prioridad a relación con sus vecinos
El presidente uruguayo destacó que Uruguay debe dar prioridad a la relación con sus vecinos latinoamericanos. "Uruguay debe darse cuenta que es parte de un continente donde se está construyendo una gigantesca realidad económica y social", indicó, añadiendo que el pequeño país sudamericano "sería ciego si no mira en primer término hacia sus vecinos".

Los mandatarios firmaron acuerdos de cooperación en el área de la pesca, la defensa, la ciencia y la tecnología, y para el transporte fluvial en la hidrovía Uruguay-Brasil, en la cuenca de la fronteriza Laguna Merín. Ratificaron su voluntad de avanzar en el intercambio de energía eléctrica, de integración ferroviaria y de cooperar en la construcción de un puerto de aguas profundas en La Paloma, en la costa atlántica de Rocha, departamento fronterizo con Brasil en el sureste de Uruguay.

Se comprometieron además a aumentar las políticas para la frontera compartida de 1.068 km y a avanzar en el financiamiento del Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur (FOCEM). En materia comercial, Lula llamó a ampliar el comercio y la inversión productiva con Uruguay, única manera de "construir un proceso de integración sólido, con raíces profundas". Destacó en ese sentido el interés de implementar un sistema de pago en moneda local entre ambos países que facilite las transacciones bilaterales.

En el primer semestre de este año el intercambio comercial entre ambos países sumó 1.300 millones de dólares, lo que representa un aumento de 23% con relación al mismo período del 2009. Brasil es el principal destino de los bienes uruguayos: en el primer semestre de este año compró productos por casi 700 millones de dólares, según el Instituto Uruguay XXI, lo que representa 19% del total de las exportaciones uruguayas.

'Lulitas' en las calles de Brasil
Mujica aprovechó la ocasión para agradecer pública y efusivamente a Lula, quien dejará el poder en enero de 2011 tras dos periodos de gobierno. "No sé cuánto tiempo de vida me queda por delante, será seguramente poca para poderte agradecer lo mucho que, sin que tú te des cuenta, has volcado para la historia de América latina", sostuvo Mujica.

"Gracias Lula, porque estoy seguro que has hecho mucho pero además has sembrado y despues de tí habrá muchos 'Lulitas' en las calles de las grandes ciudades de Brasil soñando que es posible (...) ir construyendo ladrillo a ladrillo un mundo un poco más justo y un poco mejor que aquel que nos vio nacer", enfatizó Mujica, un ex guerrillero que tiene una relación personal de larga data con el mandatario brasileño.