•   BOGOTÁ /EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

Colombia acusó a Venezuela del fracaso de la cumbre de cancilleres de Unasur, que terminó sin acuerdos y con la decisión de dejar en manos de los presidentes de los miembros del organismo la tarea de buscar solución a la crisis bilateral.

El canciller colombiano, Jaime Bermúdez, afirmó a medios de su país que los ministros reunidos en Quito habían logrado redactar una “declaración prácticamente consensuada por todos”, pero Venezuela, que según él había aceptado la “versión inicial”, a última hora se opuso y todo quedó en nada.

Desde Caracas, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, sin confirmar ni desmentir que se hubiera llegado a una declaración, subrayó que la reunión no tenía como “objetivo sacar una resolución”.

“Logramos una declaración prácticamente consensuada por todos” en la que estaba incluida la petición de Colombia de crear un “mecanismo de cooperación eficaz y verificación” de la supuesta presencia de guerrilleros en Venezuela, declaró a varias emisoras locales el canciller Bermúdez.

Sin embargo, agregó, “a último minuto Venezuela se echó para atrás, cuando ya todos los cancilleres habíamos decidido la posición oficial”.

Incluso el canciller de Venezuela “aceptó la versión inicial” de la declaración, pero “cuando hizo consultas, seguramente a Caracas, al final eso se dañó”, subrayó.

“Había una versión aprobada por todos los cancilleres que iba a ser leída” por Ecuador, presidente de turno de la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, pero “a última hora Venezuela se opuso”, reiteró Bermúdez.

Al final lo que leyó el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, ante la prensa fue una síntesis de los “puntos en común” encontrados en la reunión, que pasó el testigo a los presidentes de la Unasur por considerar que la crisis colombo-venezolana necesita una definición “del más alto nivel”.

Reunió a puertas cerradas
La cita de cancilleres analizó a puerta cerrada esta crisis binacional, desatada a raíz de las denuncias del Gobierno de Álvaro Uribe sobre la presunta presencia de jefes guerrilleros colombianos en Venezuela, lo que niega el gobierno de Caracas.

Esas denuncias llevaron al presidente venezolano, Hugo Chávez, a romper la semana pasada las relaciones con Colombia, que ya llevaban un año congeladas.

Ahora les corresponde a los mandatarios de la Unasur fijar la fecha de su reunión, a la que probablemente le tocará asistir a Juan Manuel Santos, quien sucederá a Uribe en la Presidencia a partir del próximo siete de agosto.

Santos, que fue ministro de Uribe y se presentó a las pasadas elecciones por el partido uribista, se ha mantenido públicamente al margen de esta nueva crisis con Venezuela.