•   SAN JUAN, ARGENTINA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los siete cancilleres del Mercosur centraron hoy sus sesiones en temas comerciales y económicos, sin evitar la crisis diplomática entre Colombia y Venezuela, cuyo presidente Hugo Chávez tiene previsto asistir a la cumbre en la ciudad argentina de San Juan (oeste).

El canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió a sus colegas que el tratamiento de la crisis de su país con Colombia se limite a la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), ante una propuesta de su par de Paraguay, Héctor Lacagnata, de que el conflicto sea parte de la agenda de la cumbre del Mercosur. "Es un tema que ya ha sido tratado en Unasur. Hemos hecho una propuesta a nivel Unasur, la ratificamos aquí: la necesidad de un plan de paz para Colombia", afirmó en la reunión de cancilleres del Mercosur, bloque al que Venezuela se encuentra en proceso de adhesión, mientras Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay son miembros plenos y Bolivia y Chile países asociados.

Sin embargo, Maduro aprovechó el foro regional para volver a denunciar que Venezuela es "un país víctima de la guerra que hay en Colombia, ya van 60 años de padecimiento y padecemos ahora los fenómenos del paramilitarismo derivado de esa guerra muy grave".

Venezuela rompió relaciones diplomáticas con Colombia el pasado 22 de julio tras la denuncia del gobierno de Uribe sobre la supuesta acción de guerrilleros colombianos desde bases en territorio venezolano, en una escalada que ha incluido la movilización de tropas en la frontera.

Esperan a Hugo Chávez
Se estima que Chávez llegará en el transcurso de hoy a San Juan, 1.200 km al oeste de Buenos Aires. Sobre la tarde habían llegado los presidentes de Argentina, Cristina Kirchner, de Uruguay, José Mujica, y de Bolivia, Evo Morales. A la cumbre de mañana también asistirán los mandatarios de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva; de Paraguay, Fernando Lugo; de Chile, Sebastián Piñera.

Unasur es un foro político formado por los 12 países de Sudamérica, mientras que el Mercosur es esencialmente un espacio de integración comercial y económica, aunque no soslaya conflictos como el que se registra entre Venezuela y Colombia, país que no forma parte de este esquema regional.

En el foro ministerial del Mercosur que deliberó en la moderna sede del gobierno de San Juan se volvieron a desvelar las asimetrías existentes en el seno del bloque entre Brasil y Argentina, las dos mayores economías de Sudamérica, y Paraguay y Uruguay, los otros dos socios plenos del esquema formado en 1991.

Para achicar esas diferencias, el Mercosur aprobará en este encuentro fondos por 794 millones de dólares en "9 proyectos destinados principalmente a mejora de infraestructura, saneamiento e interconexión eléctrica" a través de un fondo para combatir las asimetrías, anunció Héctor Timerman, canciller de Argentina, que en esta cumbre traspasará la presidencia pro témpore a Brasil.

Integración debe ser más profunda
Antes de que sus colegas paraguayo Lacagnata y uruguayo Luis Almagro reclamaran un trato más igualitario con sus economías, Timerman pidió "un abordaje sincero y amplio" sobre las asimetrías del bloque y señaló que "la integración para funcionar tiene que ser más profunda".

El ministro anfitrión también aseguró que se llegó a un acuerdo del bloque con Egipto para crear una zona de libre comercio y destacó en este semestre el reinicio de las negociaciones del Mercosur con la Unión Europea, interrumpidas desde 2004, hacia un Acuerdo de Asociación Interregional.

La reunión ministerial del Mercado Común del bloque deliberó en medio de un riguroso operativo de seguridad realizado por unos 1.500 efectivos, que incluyó un vallado que abarca tres calles a la redonda del Centro Cívico, sede de la cita.