•   NUEVA YORK  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Unos cuarenta millonarios de Estados Unidos anunciaron hoy que aceptaron donar la mitad de su fortuna a obras de caridad, en respuesta a una iniciativa lanzada por Bill Gates y Warren Buffett.

"Apenas empezamos pero ya tuvimos una respuesta fantástica", señaló Warren Buffett, el segundo hombre más rico de Estados Unidos cuya fortuna asciende a 47 mil millones de dólares, detrás de Gates que posee 53 mil millones. Gates y Buffet habían revelado hace un mes y medio que durante una cena organizada en Nueva York en mayo de 2009 entre millonarios lanzaron la idea, que prosperó en otras reuniones similares entre magnates entusiastas.

Al parecer la idea inicial fue de Buffet, pero fueron los esposos Gates quienes dieron el impulso necesario para organizar la cena hace más de un año, seguida por otros eventos similares donde los magnates hablaron del tema.

David Rockefeller, Ted Turner, el alcalde de Nueva York y hombre más rico de la ciudad, Michael Bloomberg, están entre los cuarenta que se sumaron a la iniciativa. La nómina incluye además al cineasta George Lucas, el cofundador de Microsoft Paul Allen y el fundador de Oracle Larry Ellison, que anteriormente era criticado por su escasa filantropía.

Ricos "dan el ejemplo"
"Hasta ahora, lo había hecho discretamente porque siempre pensé que la caridad era una cuestión privada y personal", afirmó Ellison en una carta publicada en el sitio de la iniciativa, bautizada "Promesa de Dar". Según Ellison, cambió de política en respuesta a un pedido de Buffett para "dar el ejemplo" y estimular a que otros multimillonarios hagan lo mismo. "Llamamos a unas 70 u 80 personas de la lista Forbes", relató Buffet a la prensa en una conferencia telefónica. "Se anotaron unos 40, es un fantástico comienzo", agregó.

Al parecer, la idea era obtener promesas, no desde un punto de vista legal sino moral, por parte de los más ricos. No hubo decisiones grupales sobre cómo ni cuándo se gastará el dinero. En cambio, cada miembro del club dará el ejemplo solventando a su gusto proyectos de salud, educación y arte, lo antes posible.

"Uno no tiene que esperar a morirse para donar su fortuna", sostuvo Bloomberg, un empresario de los medios e importante filántropo, cuya fortuna Forbes estima en unos 18 mil millones de dólares. "Para mí nunca tuvo demasiado sentido ayudar a que el mundo mejore y no estar presente para ver el cambio".

Casi todos los que integran la lista se hicieron ricos viniendo "de abajo", como Bloomberg. Sólo unos pocos provienen de fortunas establecidas desde generaciones anteriores, como David Rockefeller. Pero no se trata de hacer votos de pobreza. Bloomberg declaró que sus hijos nunca quedarán desamparados. Pero aún así, sigue teniendo mucho más de lo que necesita. "Más allá de cierta suma, uno ya no la puede gastar".

Buscan mejorar su imagen
Los millonarios comenzaron a ser mal vistos desde la crisis financiera de 2008 y la iniciativa probablemente es también una operación de relaciones públicas para mejorar su imagen. "Los empresarios generan por lo general desconfianza y la gente piensa que sólo se interesan por sí mismos", admitió Tom Steyer, que hizo fortuna en el sector de la banca de inversión y se sumó al club de los generosos.

Si Gates y Buffett obtienen promesas de la mitad de los 400 más ricos del país, ello equivaldría a más de 600 mil millones, según la revista Forbes. En la lista hay ausencias notables, incluyendo el inversionista global George Soros. Buffett aseguró que muchos todavía no recibieron la llamada, pero se negó a revelar quién rechazó la invitación. "No voy a dar nombres", dijo, agregando que el proyecto probablemente seguirá creciendo con el tiempo. "Vamos a seguir insistiendo", aseveró