•   CARACAS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente venezolano Hugo Chávez declaró sentirse "optimista" sobre una posible solución a la crisis bilateral con Colombia, después de reunirse en Caracas con su par brasileño Lula Da Silva, quien viajó "con una misión" al cambio de mando en Bogotá.

Chávez se reunió durante dos horas con Lula y el secretario general de la Unasur, el ex presidente argentino Néstor Kirchner, con quienes dialogó sobre la ruptura de relaciones diplomáticas con Colombia hace ya dos semanas. "Estamos muy optimistas, eso es lo que hay que adelantar", declaró brevemente Chávez antes de firmar una serie de acuerdos bilaterales con Lula.

Maduro en investidura de Santos
El presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva "lleva (a Bogotá) una misión de la cual hemos hablado bastante", comentó Chávez sin dar más detalles sobre la conversación con el mandatario brasileño. El gobierno venezolano, sin embargo, dio una señal al enviar al canciller Nicolás Maduro a la ceremonia de cambio de mando en la que Álvaro Uribe entregará el poder a su sucesor Juan Manuel Santos. Maduro viajará "a primera hora" de mañana a Bogotá, anunció Chávez.

Chávez, que ya había congelado las relaciones diplomáticas con Colombia en julio de 2009 a raíz de un acuerdo de cooperación militar entre Bogotá y Washington, ha dicho que espera que las relaciones bilaterales mejoren una vez que Santos asuma el poder, después de haber acusado de "guerrerista" a Uribe.

Lula participará esta noche en Bogotá en una cena en homenaje al presidente Uribe.

Néstor Kirchner confíado en que retomarán "convivencia"
Tras la reunión, Kirchner declaró estar confiado en que Colombia y Venezuela "retomen la convivencia". "Tengamos la voluntad y la tranquildad de tomarnos el tiempo necesario para que estas cosas empiecen a desaparecer de la vida latinoamericana y podamos retomar la convivencia de dos grandes pueblos como son Colombia y Venezuela", aseveró.

El ex mandatario argentino se reunió con Santos en Buenos Aires la semana pasada, en el marco de una gira que el presidente electo colombiano realizó por la región.

Chávez rompió relaciones diplomáticas con Colombia el pasado 22 de julio después que este país insistió ante la Organización de Estados Americanos (OEA) en sus acusaciones sobre la presencia "activa" de unos 1.5000 guerrilleros dentro del territorio venezolano, lo que Caracas rechaza. Tras la ruptura, Chávez ordenó a los militares estar en "alerta" y la semana pasada informó haber desplegado unidades militares en la frontera con Colombia -de unos 2.000 km de zona selvática- ante temores de una posible "agresión armada" por parte de su vecino. Bogotá ha desestimado la posibilidad de una agresión militar.

En medio de este nuevo conflicto, Lula se perfiló como interlocutor para buscar una solución a la crisis, al tiempo que Caracas pidió al bloque regional Unasur que convocara una cita de emergencia, que finalmente se realizó a nivel de cancilleres sin otra resolución que plantear una reunión de presidentes. La visita de Lula, quien se acerca al final de su mandato, estuvo enmarcada en las reuniones trimestrales que sostienen ambos presidentes y estaba fijada con anterioridad al surgimiento de la crisis diplomática entre Caracas y Bogotá.

Los mandatarios firmaron una serie de acuerdos de cooperación en áreas de energía, finanzas, obras públicas, proyectos sociales y vivienda, entre otros convenios. Previamente, ambos mandatarios y Kirchner participaron en una reunión de trabajo para evaluar proyectos de cooperación en el marco de la cumbre birregional Sudamérica-Africa (ASA), que se realizó este viernes en la capital venezolana.