•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, cesó hoy a tres altos cargos del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), entre ellos el director nacional, por irregularidades en la inspección de la mina San José, donde permanecen atrapados 33 trabajadores desde hace seis días.

Los funcionarios cesados son el director nacional del Sernageomin, Alejandro Vio; el subdirector de Minería, Exequiel Llanes, y el director del Sernageomin en la región de Atacama, Rodolfo Díaz. "Esta reestructuración nos va a permitir modernizar y poner al día un servicio (...) que cumple una labor fundamental y del cual tenemos fundamentos de que ha habido muchas deficiencias, muchos errores y muchas omisiones", afirmó Piñera durante una comparecencia junto al ministro de Minería, Laurence Golborne.

El presidente chileno anunció más cambios en el Sernageomin, organismo dependiente del ministerio de Minería, y aseguró que un equipo de expertos trabaja ya con el ministro Golborne para que se realicen cuanto antes.

La "profunda reestructuración" anunciada por Piñera prevé redefinir las funciones del Sernageomin, sus atribuciones y las sanciones que puede imponer. También se revisará la dotación de personal y de recursos materiales con los que cuenta el servicio, con el objetivo de "cumplir adecuadamente la labor de proteger la seguridad del trabajo y las vidas de nuestros mineros en un país en que la minería es tan importante", sostuvo Piñera.

El gobernante explicó que en la mina San José, a 45 kilómetros de Copiapó y unos 830 al norte de Santiago, seis máquinas de sondeo siguen trabajando sin descanso para establecer contacto con los trabajadores atrapados. "Tengo la esperanza que los mineros que están atrapados a 700 metros de profundidad puedan estar escuchando cada uno de los golpes que dan las seis maquinas de sondaje", indicó.

Agregó que también se están reforzando los túneles de la rampa dentro del yacimiento, y se fortalecerá la chimenea de ventilación por donde los equipos de rescate trataron de entrar el sábado pasado, antes de que un segundo derrumbe frustrara su objetivo.

Piñera expresó su "más profunda solidaridad, apoyo y respaldo" a los familiares de los mineros atrapados, que permanecen en la zona del yacimiento a la espera de noticias sobre sus seres queridos.