•   BOGOTÁ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un coche bomba estalló esta madrugada en Bogotá, dejando a siete personas heridas e importantes daños en 1.160 edificaciones, en un atentado ocurrido a menos de una semana de la investidura del presidente Juan Manuel Santos, quien lo calificó de un acto "terrorista".

"El terrorismo lo vamos a seguir combatiendo con todo lo que tenemos a nuestro alcance", señaló Santos al visitar el norte de Bogotá, donde ocurrió la explosión, registrada tan sólo a cinco días después de asumir la presidencia del país. "Como todo acto terrorista lo que quieren es perturbar, crear miedo en la población, generar escepticismo", aseveró. "Mi mensaje a los bogotanos es: tranquilos, aquí estamos, sigamos con nuestra vida normal, porque lo que ellos quieren es generar miedo", declaró el mandatario.

El atentado se produjo a las 05H30 locales (10H30 GMT), frente a la estación de radio Caracol por el estallido de un automóvil cargado con unos 50 kilos de nitrato de amonio y una pipeta de gas propano, informó el alcalde de la ciudad, Samuel Moreno. Caracol es uno de los dos grandes grupos de radio y televisión privados de Colombia. La radioemisora es eminentemente una cadena de informativos y programas de opinión.

El presidente, que visitó la sede de Caracol y conversó con algunos vecinos, explicó que no se habían producido "daños estructurales" en los edificios aledaños al atentado. Moreno informó que el "vil y criminal atentado" no dejó víctimas fatales, pero precisó que hay "siete heridos, todos están fuera de peligro".

El alcalde indicó que en total 1.160 predios resultaron afectados, en su mayoría por la ruptura de los cristales de ventanas. En el sector donde ocurrió el atentado se ubican en su mayoría altos edificios de vivienda, oficinas y algunos comercios.

"En ese momento estaba en la ducha, de repente sentí un fuerte remezón y una fuerte explosión, pensé que el techo se me venía encima y salí corriendo del baño", narró uno de los residentes del edificio de 27 pisos que se ubica frente a las instalaciones de la emisora radial.

En las oficinas de Caracol, gran parte del techo se desplomó y el edificio quedó seriamente dañado, por lo que debió ser evacuado. El comandante de la Policía de Bogotá, general César Pinzón, señaló que se investiga el orígen y autores del atentado, del que aún no se tiene certeza sobre si estaba dirigido contra la radioemisora.

Recapturadas cinco personas
Cinco personas que habían sido detenidas a principios de agosto con cerca de 200 kilos de explosivo de tipo anfo, pero que habían sido dejadas en libertad por un juez, fueron recapturadas hoy, informó la fiscalía.

Varios gobiernos de la región rechazaron el atentado, entre ellos el de Venezuela, país que reanudó los lazos diplomáticos con Bogotá el martes pasado luego de mantener un enfrentamiento con el gobierno del ex presidente Alvaro Uribe.

El último gran atentado en Colombia se produjo el 24 de marzo de 2010, en Buenaventura, principal puerto sobre el Pacífico, y dejó nueve muertos. El entonces presidente, Alvaro Uribe, atribuyó el atentado a la guerrilla izquierdista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Una semana antes de la toma de posesión de Santos, las FARC ofrecieron al nuevo presidente iniciar un diálogo de paz, en un video de su máximo jefe, Alfonso Cano. Santos respondió el día de su investidura que su gobierno no cerrará la puerta a conversaciones con la guerrilla, pero que éstas deben darse "sobre las premisas inalterables de la renuncia a las armas, el secuestro, la extorsión, el narcotráfico y la intimidación".