•   BOGOTÁ / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

Al menos 18 personas resultaron heridas ayer en el atentado con coche bomba contra el conjunto de edificios que albergan a Caracol Radio y la Agencia EFE, en la zona financiera de Bogotá, y siete de ellas fueron hospitalizadas, según el último reporte de la Secretaría de Salud de la capital colombiana.

De los siete heridos trasladados a hospitales por la fuerte explosión, que no provocó víctimas mortales pero sí cuantiosos daños materiales, la más grave es Miriam Forero, de 31 años, quien tuvo que ser sometida a una cirugía plástica por lesiones en la cara y en un ojo, pero anoche se encontraba estable.

Las otras seis personas presentan heridas de diversa consideración por los efectos de la onda expansiva, pero ninguno reviste gravedad, detalla el informe de la Secretaría de Salud de Bogotá.

En cuanto a las otras 11 personas afectadas que no tuvieron que ser internadas, la mayoría presenta traumas acústicos, crisis de ansiedad y heridas leves por esquirlas de vidrios.

Parecía un terremoto

La gran explosión se produjo en torno de las cinco de la mañana con 30 minutos, hora local, rompió los cristales de varios edificios de la zona, donde hay muchas oficinas y viviendas, y dejó un agujero en una de las principales arterias de Bogotá, la Carrera Séptima, según constató EFE.

Las autoridades investigan quién puede estar detrás de este atentado, perpetrado con un coche bomba que contenía 50 kilogramos de explosivo anfo, ya que por ahora ningún grupo armado se ha atribuido la acción terrorista.

Fuentes policiales informaron que los terroristas usaron, para cometer el atentado, un auto Chevrolet Swift 1994 de color gris y que, al parecer, habría sido activado a través de un teléfono móvil.

El atentado se produce sólo seis días después de la investidura de Juan Manuel Santos como presidente de Colombia, quien de inmediato se trasladó a la zona de la explosión para recibir la información recabada hasta ahora por la Policía, que no descarta ninguna hipótesis.