•   ASUNCIÓN  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, aseguró hoy que no decaerá ante el cáncer que padece, a su retorno de Sao Paulo, Brasil, donde se internó 5 días en una clínica especializada que le practicó quimioterapia.

"No esperen ver un presidente decaído, débil sino alguien que viene renovado en sus energías para avanzar sin pausas, sin interrupciones, sin descanso por el logro de los grandes objetivos sociales y políticos trazados", expresó el jefe de Estado.

Lugo pronunció el mensaje en el aeropuerto internacional "Silvio Pettirossi", a minutos de arribar al país en un avión de la Fuerza Aérea Brasileña.

Fue recibido por numerosos funcionarios y se disponía a asistir a un festival en su homenaje.

Los examenes que le realizaron en el hospital Sirio-Libanes de Sao Paulo confirmaron que Lugo padece de linfoma, un cáncer que le apareció en los ganglios de la ingle y que se extendió al tórax y a una región ósea de la columna vertebral.

"Que nadie decaiga porque hay mucho por hacer. El tiempo del cambio no se detiene en Paraguay", afirmó el gobernante en tono optimista, al tiempo que agradeció por sus atenciones al presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y a los médicos que lo atendieron, así como a los que se solidarizaron con él.