•   JERUSALÉN  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno de Israel rechazó de antemano toda condición que pueda plantear próximamente el Cuarteto para Oriente Medio a la reactivación de negociaciones directas de paz con los palestinos. "Israel está preparado para unas negociaciones directas inmediatas, pero sin ninguna condición previa", afirmó un responsable del gobierno, que pidió el anonimato.

El responsable hizo su declaración antes de la publicación de un comunicado que el Cuarteto para Oriente Medio (Estados Unidos, Rusia, Unión Europea y ONU) publicará para convencer al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, de retomar las negociaciones directas de paz congeladas desde hace más de un año y medio.

Según la prensa israelí, en ese comunicado el Cuarteto llamará a Israel a prolongar el período de 10 meses de congelación parcial de la colonización en Cisjordania, que expira el 26 de septiembre. También, siempre según la prensa, el comunicado propondrá fijar en uno o dos años el plazo para alcanzar un acuerdo sobre la creación de un Estado palestino, dentro de las fronteras de 1967, previas a la guerra de los Seis Días, cuando Israel ocupó Gaza y Cisjordania.

Los palestinos han denunciado rápidamente la actitud israelí. "El anuncio del gobierno israelí de que rechaza por adelantado un comunicado del Cuarteto antes incluso de que sea publicado demuestra que se niega a un proceso de paz serio", afirmó Saeb Erakat, principal negociador palestino. "La declaración del Cuarteto es una mano tendida a los palestinos para retomar las negociaciones" sin que parezca que hacen concesiones, "pero no compromete a Israel", afirmaron los siete ministros más influyentes del gabinete hebreo, citados por la prensa.

En varias ocasiones, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se ha negado a prolongar la congelación parcial de la colonización en Cisjordania, y ha afirmado que la construcción de viviendas en las implantaciones donde ya viven unos 300.000 israelíes se reanudará a fines de septiembre. El primer ministro se opone también a una retirada total de Cisjordania, sobre todo del valle del Jordán, a un desmantelamiento de los grandes bloques de implantaciones donde vive la mayoría de colonos, o a hacer concesiones con Jerusalén oriental, anexionado por Israel, y reivindicado por los palestinos como capital de su futuro Estado.

Netanyahu considera también que no debe fijarse por adelantado ningún plazo para que las negociaciones den resultados.

Esperan términos "más equilibrados"
Según la radio pública israelí, para retomar las negociaciones directas, Israel esperará una invitación formulada por Estados Unidos en términos "más equilibrados". El inicio de esos contactos directos podría ser la semana próxima en Washington o Egipto, según la radio.

Desde el mes de mayo, israelíes y palestinos tienen conversaciones indirectas de paz, mediadas por Estados Unidos. Los contactos directos fueron suspendidos a raíz de la vasta ofensiva militar israelí en Gaza entre diciembre de 2008 y enero de 2009. Los palestinos señalaron ayer que hay "avances" de cara a una reactivación de las negociaciones directas con Israel, tras una reunión en Ramala con David Hale, adjunto del emisario estadounidense para Oriente Medio George Mitchell.